1. Inicio
  2. Recomendados
  3. Detrás de la voz de Romina de la Sotta
Club de amigos

Detrás de la voz de Romina de la Sotta

noviembre 22, 2021

La periodista, que diariamente conecta a los artistas con el público a través de Panorama Cultural, comparte los hitos de su incansable trayectoria difundiendo la cultura en Chile.

Detrás de la voz de Romina de la Sotta

Foto: Félix Rodríguez.

“En mi casa no se oía música que no se considerara valiosa. Cuando se escuchaba música, se escuchaba”, comenta, categórica, la periodista y conductora de Panorama Cultural, Romina de la Sotta. En ese entorno estimulante nació su amor y respeto por las humanidades, el arte y las ciencias, valores que ha desplegado a lo largo de una carrera profesional dedicada a la difusión de la cultura.

“Nunca se escuchó música por ‘diversión’ o por dejar la radio prendida; nunca el televisor estuvo prendido, sino que se estaba viendo un programa, algo que se decidía ver, y había muchas cosas que no se veían, porque no eran un aporte o porque se burlaban mucho de la gente”, recuerda la comunicadora. Sus padres le daban todo el tiempo del mundo para sumergirse en sus pensamientos y sensaciones frente al arte: “Nunca me apuraron. Cuando íbamos a un museo, por ejemplo, con mis hermanos nos quedábamos pegados una hora frente a un cuadro, y ellos esperaban pacientemente, porque era el tiempo dedicado al museo. Siempre había mucho respeto al tiempo de experimentar”.

“Cualquier persona entiende que [la radio] es un bien cultural, un bien privado de uso público; tiene un rol público real en la formación musical, en la educación y la cultura, porque hay un trabajo que se hace con mucho cariño y dedicación.

Romina de la Sotta

Prácticamente desde su egreso de la universidad que su carrera ha estado ligada al mundo de la cultura, aunque también exploró otras áreas, como Espectáculos. Estuvo en medios como el desaparecido “El Metropolitano”, también en “La Cuarta”, “La Tercera” y “El Mercurio”, donde trabajó 11 años. Hoy se desempeña tanto en Radio Beethoven como en el Instituto de Música de la Universidad Católica.

Una comunidad que quiere ser parte

Esta no es la primera experiencia de Romina en la emisora. Entre 2002 y 2008, cuando esta se encontraba ubicada en calle Garibaldi, comenzó con Panorama Cultural. Poco a poco fue haciendo crecer el espacio, incorporando cuñas de entrevistados y comentarios. También hizo microprogramas de ciencia, salud y tecnología, las efemérides de Un día como hoy y reportajes, experiencia que luego desembocó en el programa Artefactos, los domingos a las 11:00. En él, Romina entrevistó a creadores como Raúl Ruiz. Tenía mucha libertad: “Así es la radio, por eso es buena: siempre se la ha dado harta autonomía a la gente, porque se va observando el trabajo de alguien y se confía en esa persona, se le permite desarrollarse”.

“Me ha tocado conocer [a algunos amigos y amigas] en conciertos, y son personas muy orgullosas de su contribución, y no hace ninguna diferencia que sea de más o menos plata: ellos están orgullosos y felices, porque sienten un compromiso grande.

Romina de la Sotta

En ese entonces, los auditores iban mucho a la casona ñuñoína. “A mí me pusieron en el primer piso, así que tenía que contestar el timbre. Todo el día había gente, todo el día. Iban a preguntar algo, a hablar con los auditores, a preguntar cosas, a conversar. También llamaban por teléfono para preguntar cosas. ‘No alcancé a escuchar Panorama Cultural, porque había mucha fila en la panadería, ¿me lo puede repetir?’” También para decirle que hablaba muy rápido. “La primera semana que hice Panorama Cultural llamaban todo el día para reclamar. Yo a todos les respondía lo mismo: ‘Yo sé que hablo rápido… pero yo creo que puedo mejorar. ¿Usted esperaría un mes a ver si mejoro?’” Le tocaba, asimismo, abrir la puerta, y recuerda especialmente y con mucho cariño un sencillo regalo que le llevó una auditora que vivía lejos de la comuna de Ñuñoa: una simple caja de té. “Me dijo ‘es que yo creo que usted tiene que tomar té’. Y se pegó el pique desde super lejos”, rememora Romina. “Ese té es de los más ricos: es el gesto de querer ser parte”.

Esta conexión está en sintonía con la tristeza que generó el cierre y el entusiasmo que han despertado iniciativas para evitar que eso vuelva ocurrir, como el Club de Amigos. Respecto de lo primero, la profesional considera que esa pena fue generalizada, y se dio no solo entre los cercanos al medio de comunicación, sino que entre la población general: “Cualquier persona entiende que es un bien cultural, un bien privado de uso público, tiene un rol público real en la formación musical, en la educación y la cultura, porque hay un trabajo que se hace con mucho cariño y dedicación. No es un wurlitzer que no te diga nada de las obras que vas a escuchar, no es despersonalizado, no es un playlist, es todo lo contrario”. En cuanto a lo segundo, la decisión de apoyar a la emisora a través del club no la sorprendió, porque entre la audiencia de la estación el sentido de pertenencia y comunidad es fuerte: “Me ha tocado conocer [a algunos amigos y amigas] en conciertos, y son personas muy orgullosas de su contribución, y no hace ninguna diferencia que sea de más o menos plata: ellos están orgullosos y felices, porque sienten un compromiso grande. Entonces, a mí me parece que era un resultado esperable, porque hay mucha gente que quiere a la radio y que haría lo que fuera por ella”.

Romina le envía un saludo a las y los auditores de Radio Beethoven, y en especial a quienes forman parte de su Club de Amigos para aportar así a que la estación continúe su labor por siempre.

Por Marisol Silva.

Compartir:

Contenido relacionado

Club de amigos

Universidad Católica confirma museo con obras de Mario Irarrázabal

El proyecto Museo Humano, del destacado escultor, debería ver la luz en 2024, en San Carlos de Apoquindo, lugar que albergará su obra presente y futura.

Club de amigos

Bienvenido septiembre cultural

El esperado renacer primaveral trae maravillosas actividades en todo Chile, como la exposición "Fibras en vuelo" en Santiago y la Semana Internacional de la Guitarra en el Teatro del Lago.

Club de amigos

Cultura desde la universidad para el público

El área de Extensión Cultural de la Universidad Católica busca que todos los ciudadanos puedan acercarse y experimentar con la rica vida que bulle dentro de los campus. Su directora, Daniela Rosenfeld, adelanta parte de la cartelera del último período de 2022.

Club de amigos

Radio Beethoven continúa consolidando su presencia a lo largo de Chile

Los habitantes de Talca, Curicó, Parral e Iquique tienen, desde mayo, la posibilidad de escuchar la programación de la estación. Esto, gracias a convenios de transmisión con universidades públicas regionales, que ya suman 7 a lo largo de Chile.

Club de amigos

Amigos de Radio Beethoven viajaron por la historia a bordo de dos guitarras

En el Quinto Encuentro del Club de Amigos de la emisora, Luis Orlandini y Raimundo Luco dieron cuenta, con palabras y acordes, de la ruta que el instrumento ha seguido desde Europa hasta América. La actividad contó con la presentación de Magdalena Amenábar.

Club de amigos

Fernán Ibáñez: liderando en la adultez mayor al compás de Radio Beethoven

Auditor fiel y amigo de la emisora, el ingeniero fue distinguido por la Fundación Conecta Mayor como uno de los 100 Líderes Mayores. ¿La razón? Su empeño por relevar el rol de sus pares en la sociedad, lo que hace en foros públicos como las Cartas al Director de El Mercurio.

Club de amigos

Orquesta Comunitaria Metropolitana debutará en el Día del Patrimonio

La agrupación, que encabeza el amigo de Radio Beethoven Rodrigo San Martín y que integran 22 músicos aficionados, presentará este 28 de mayo obras de Mozart, Bach, Beethoven y Pärt.

Club de amigos

Día del Patrimonio en la UC y mucho más

Más de 70 actividades ha organizado la Universidad Católica para celebrar este fin de semana en todos sus campus. Además, teatro, música y letras entibiarán las cada vez más heladas jornadas.

Club de amigos

Las polémicas barrocas del “otro” Biber

Si Justin Bieber llamó la atención con el autotune de sus canciones en los 2000, Heinrich Biber lo consiguió cuatro siglos antes gracias a sus revolucionarias habilidades en el uso de la afinación de cuerdas. Las teorías que rodean a quien probablemente fue el mayor violinista del barroco, en el próximo capítulo de “Músicas olvidadas”.