1. Inicio
  2. Recomendados
  3. Juan Antonio Muñoz: «Shakespeare nos inventó un poco nuestra vida»
Teatro

Juan Antonio Muñoz: "Shakespeare nos inventó un poco nuestra vida"

octubre 29, 2022

El periodista y poeta reeestrena la obra teatral El Sueño de Shakespeare en el Centro Cultural Las Condes. El dramaturgo, con su contundente legado, indica, "de verdad forma parte absoluta de la vida de cada uno de nosotros".

Juan Antonio Muñoz: "Shakespeare nos inventó un poco nuestra vida"

En abril de 2016, cuando se conmemoraban 400 años de la muerte de William Shakespeare, el periodista Juan Antonio Muñoz publicó en el diario El Mercurio una columna diaria, a lo largo de todo el mes, dedicada al célebre dramaturgo.

Esas reflexiones tuvieron una segunda vida en el libro Camino a Shakespeare (Puerto de Escape, 2021), y en junio pasado iniciaron una tercera vida, esta vez tridimensional. Ese mes se estrenó en el Teatro Centro Cultural Las Condes el espectáculo El sueño de Shakespeare.

Ahora, esta obra tiene una nueva temporada, en el mismo espacio de Apoquindo 6570, desde el 5 al 20 de noviembre.

El montaje teatral incorpora recursos audiovisuales, proyecciones y música, y es dirigido por Claudio Pueller. Lo protagoniza Humberto Gallardo y el guion dramatúrgico es del propio Juan Antonio Muñoz. El equipo de trabajo se completa con el artista visual Pablo Llao, en diseño y realización audiovisual; los diseñadores teatrales Guillermo Ganga, en escenografía e iluminación, y Verónica Navarro, en vestuario, y la soprano Magdalena Amenábar, vicerrectora de Comunicaciones y Extensión UC y voz de Radio Beethoven, en canto y asesoría musical.

Juan Antonio Muñoz es periodista titulado en la Universidad Católica de Chile, ha publicado El canto de los siglos. El misterio de la vozRomeo y Julieta. Tú o nadie. La violencia del amor; Sociedad chilena siglo XX;  Chile: un siglo en la escena y Camino a Shakespeare, entre otros. Como periodista cultural, en 2000 recibió el premio “Ernesto Pinto Lagarrigue” de la Corporación de Amigos del Arte.

Radio Beethoven ha conversado al respecto de El sueño de Shakespeare con Juan Antonio Muñoz.

¿Qué representa que estos contenidos que usted escribió como columnas para un diario se transformen en un espectáculo en tres dimensiones?

«(Ríe). Es bien es bien curioso esto, porque esto sí que no estaba en mis libros. O sea, yo he escrito toda mi vida y he leído teatro y he visto teatro, pero realmente no estaba en mis libros hacer una obra de teatro. Y esto realmente no fue una idea mía; fue idea primero de Humberto Gallardo, y luego de Claudio Pueller, el tercer bote llegó a mí (ríe). Hice mis columnas el año 2016 para los 400 años de la muerte de Shakespeare y sobre esas columnas se hizo ese libro que se publicó el año pasado. Y Claudio y Humberto me llamaron a fines del año 2021, para decirme que querían conversar conmigo. Cuando llegué a verlos me encontré con que tenían el libro completamente subrayado, lleno de anotaciones, cosa que me causó mucha impresión a mí (ríe). No sabía para qué era esa conversación. Humberto ahí me dice que encontró que muchas de las cosas que él pensaba sobre Shakespeare estaban todas ahí escritas, y que en buenas cuentas el libro resumía lo esencial de Shakesperare, que por qué no hacíamos un montaje basado en mi libro. Yo les dije que feliz, que lo hicieran, que no había ningún inconveniente, que hicieran lo que quisieran con el libro, obviamente. Y bueno, con el paso de los días terminé por escribir yo mismo el guión dramático. Es muy impresionante, es hermoso ver cómo la palabra escrita se transforma en palabra hablada, y cómo además Shakespeare nos guía de alguna manera misteriosa llevándonos por sus caminos, por sus canales, por sus venas, para hacernos entender las cosas que él quería que entendiéramos. Para mí es realmente impresionante».

El libro puede adquirirse a través de la editorial Puerto de Escape.

Humberto Gallardo tiene una larga trayectoria como actor, con muchos musicales a su haber, y Claudio Pueller ha dirigido obras en el Teatro Nacional Chileno y en el Teatro UC. Debe haber sido interesante para usted que su trabajo resonara en ellos.

«Así es. Y además a eso se suma el trabajo que está haciendo Pablo Llao en video, que es fundamental en este montaje. Él trabaja una forma que él ha dado en llamar demograma y realmente es muy impresionante la manera en que se funde la palabra con la imagen. Yo creo que eso va a ser bastante atractivo para el público».

Esto implica que se hacen grabaciones, por ejemplo, en exteriores y que luego se proyectan varias capas sobre el escenario físico. Así se construyen varias dimensiones distintas, ¿no?

«Claro, hay dimensiones distintas. Y, por supuesto, colabora a la idea de la ensoñación en que está este personaje único, que es un actor de las obras de Shakespeare que llega al Teatro El Globo después de que el teatro se ha quemado completamente, como sucedió el año 1613. Entonces el actor, en las cenizas de ese teatro, recupera su la memoria de sus personajes, de los roles que él mismo interpretó. Y por lo mismo estas proyecciones que crea Pablo Llao generan ese mundo de sueño que es necesario para esto. Es una apelación a la memoria, tanto del público como del propio actor en buenas cuentas».

Tiene un gran trabajo por delante Humberto Gallardo, el protagonista, como actor, pues tiene adentro todos los personajes de Shakespeare.

«Sí, hombres y mujeres además (ríe). En los tiempos de Shakespeare no se permitía a las mujeres subir al escenario. Por lo tanto, todos los roles femeninos de las obras de Shakespeare fueron interpretados por primera vez por hombres; jóvenes y no tan jóvenes. Julieta, Rosalinda, Desdémona, eran en general adolescentes. Y mujeres más fuertes como Lady Macbeth y Cleopatra, eran hechos por hombres maduros. Pero sí, siempre eran hombres los que actuaban. Entonces Humberto tiene esa doble misión de encarnar tanto a Macbeth como a su mujer, a Julieta, a Cleopatra… Es muy interesante el trabajo que él hace. Es un verdadero tour de force«.

Hamlet, Julieta, Lear, Enrique V, Próspero, Cleopatra, Yago, Mercutio. Son algunos de los roles que recuerda el actor en este monólogo.

El equipo se completa con los diseñadores Guillermo Ganga y Verónica Navarro, y con la soprano Magdalena Amenábar. ¿Tiene elementos musicales el espectáculo?

«Sí, porque es la música en buenas cuentas la que invita al actor a someterse a este juego y a este sueño. Es un personaje etéreo al comienzo, que canta, y que lo invita a subirse al escenario, y empezar a soñar y empezar a recordar. Entonces es muy importante. Además la música siempre formó parte de las obras de Shakespeare. En ese tiempo, en el teatro isabelino siempre había música en las obras de teatro y Shakespeare siempre incorporó música, siempre, incluso creó textos para canciones determinadas al interior de sus obras. En sus obras siempre hay canciones».

Debo hacerle una pregunta algo compleja. ¿En qué cree que radica su profundo amor y devoción por Shakespeare?. Usted logró insertar en un diario de circulación nacional una columna diaria durante todo un mes dedicada este autor, en el aniversario de los 400 años de su muerte. Y lograr eso no es decir poco. Tiene que haber una devoción, una gran admiración detrás. ¿Qué es lo que más a usted lo conmueve, qué le resuena a usted de Shakespeare?

«Bueno, todo, en realidad. Creo que de alguna manera habló de todos los problemas importantes en la vida del hombre, de todos los cuestionamientos que el hombre se hace en su vida, de todas las dificultades, de todas las alegrías, de todos los sentimientos, a veces contradictorios, porque todo hombre siente odio, envidia, amor, ternura. Todo eso está reflejado en Shakespeare. En cierta medida creo también que Shakespeare nos inventó un poco nuestra vida (ríe). Y siento de verdad que hoy en día incluso las personas que no han leído las obras de Shakespeare viven profundamente a Shakespeare, sin saberlo».

¿Qué les diría, como invitación, a los auditores de Radio Beethoven?

«Que van a vivir el sueño de Shakespeare, que van a recordar los que lo han leído, muchos de sus parlamentos, que van a escuchar a un gran actor hablando acerca del amor, la muerte y el sueño, y que no se lo pueden perder porque Shakespeare de verdad forma parte absoluta de la vida de cada uno de nosotros. Van a sentirse, además, muy identificados con muchas cosas que se dicen en este escenario».

Coordenadas
Teatro Centro Cultural Las Condes (Apoquindo 6570). Sábado a las 20:00 horas y domingo a las 19:00 horas. Desde el 5 al 20 de noviembre. Entradas por $7.000, con descuentos a través de la Tarjeta Vecino.

Por Romina de la Sotta Donoso | 14-06-2022 (primera publicación) | 29-10-2022 (segunda edición).

Compartir:

Contenido relacionado

Teatro

Mes del Teatro Nacional: Pablo Aranda, compositor

El profesor del Instituto de Música UC reflexiona respecto de los procesos creativos de los dramaturgos y los compositores.