1. Inicio
  2. Recomendados
  3. Martin Joseph: «Si uno ama a Charlie Parker, a Billy Holliday, a John Coltrane, ¿cómo podría no amar al mismo tiempo a Mozart, Beethoven, Bartók y Schoenberg?»
Música

Martin Joseph: "Si uno ama a Charlie Parker, a Billy Holliday, a John Coltrane, ¿cómo podría no amar al mismo tiempo a Mozart, Beethoven, Bartók y Schoenberg?"

octubre 17, 2023

El influyente compositor y pianista británico está a cargo de la apertura del IX Festival Chile Jazz, y estrenará una obra nueva en esa presentación. Además, está sacando adelante el ciclo transversal El mundo de la música. Aquí habla de su amor por todos los repertorios y del impacto que ha tenido su quehacer en nuestro país.

Martin Joseph: "Si uno ama a Charlie Parker, a Billy Holliday, a John Coltrane, ¿cómo podría no amar al mismo tiempo a Mozart, Beethoven, Bartók y Schoenberg?"

El martes 17 de octubre se inicia oficialmente el IX Festival Chile Jazz. La apertura estará a cargo del pianista y compositor británico Martin Joseph, quien ha sido una de las figuras más influyentes en las escenas del jazz, la música improvisada y la contemporánea en nuestro país en las últimas décadas.

A sus 85 años de edad, el músico británico sigue muy activo y es por ello que los organizadores de este evento central de la programación jazzística de nuestro país le encomendaron una presentación especial, la cual ofrecerá a las 20 horas, en Tromba Pomodoro (Miguel Claro 1859, Providencia, entradas por $10.000).

Además, Martin Joseph lidera un nutrido ciclo de conciertos que reúne todas las músicas. Se llama El mundo de la música y los conciertos se realizan los jueves.

Sobre su incesante actividad actual, pero también sobre las varias décadas que ha dedicado a la formación de jóvenes intérpretes desde la academia, borrando todo tipo de límites y ampliando las prácticas musicales, Radio Beethoven conversó con Martin Joseph, quien además adelanta qué es lo que interpretará en la apertura del IX Festival Chile Jazz.

Entiendo que los organizadores de Chile Jazz le hicieron una comisión para la apertura de la novena edición de este festival. ¿Qué nos puede contar al respecto?

«Sí. Tuve una comisión de una pieza extendida, pero he hecho una contrapropuesta que los amigos organizadores han aceptado. Voy a tocar cuatro piezas más breves, no una pieza extendida que era la primera idea. Voy a tocar una pieza nueva que se va a llamar Vincent Trees, con referencia a Van Gogh porque he estado mirando mucho Van Gogh recientemente, y sus árboles son una inspiración, y voy a tocar también una de varias piezas que he escrito con inspiración en Pablo Neruda, que se llama Stone on the stone, que sería Piedra en la piedra. También voy a tocar una pieza totalmente improvisada, porque también me interesa mucho la improvisación libre ,y voy a tocar una pieza muy bella de Charles Mingus, que se llama Good Bye Pork Pie Hat«.

¿Y tocará con su trío?

«Me han pedido tocar solo».

Después de la presentación del músico británico se realizará la premiación del Concurso de Composición Edujazz y luego actuará la baterista francesa Anne Paceo junto a su trío. El Festival Chile Jazz es organizado y producido por la Corporación Cultural Cámara Chilena de la Construcción y el Sello Lago Frío.  

¿Qué les diría a los auditores de Radio Beethoven como invitación para esta presentación suya?

«Invito con mucho gusto a los audo auditores a asistir a este concierto, que es el primer concierto del Festival Chile Jazz. Será el 17 de octubre en un lugar muy simpático, el Tromba Pomodoro, y yo voy a tocar sólo 10, máximo 15 minutos para abrir este festival. Es todo un honor para mí. Ahí voy a tocar dos composiciones mías, una pieza que he escrito para la ocasión y otra pieza inspirada en Pablo Neruda. También voy a hacer una pieza libremente improvisada y voy a tocar Good By Pork Pie Hat, la pieza tan hermosa que compuso Charles Mingus, dedicada a Lester Young».

Hablemos del ciclo de conciertos El Mundo de la Música, del cual usted es el curador. ¿Qué lo motiva y cuántas ediciones ha realizado ya?

«Si olvidamos un momento el nombre, es la tercera vez que lo organizo con apoyo de la Corporación Cultural de la Cámara Chilena de la Construcción. Es un ciclo de conciertos transversales, en el que está presente la música clásica, la música contemporánea, el jazz, la música improvisada y varias formas de músicas populares o tradicionales. La primera vez fue antes de la pandemia, en 2019 y tenía otro nombre, se llamaba Diálogos musicales, porque eran todos dúos. Y el año pasado retomamos la idea, pero con dúos, tríos y cuarteto también, entonces tuvimos que cambiar el nombre a El mundo de la música». 

En este ciclo, ya han actuado el guitarrista Romilio Orellana y el guitarrista Federico Danemann estrenó su nuevo quinteto. A ambos, Martin Joseph los califica como espléndidos. Los conciertos son los jueves, a las 20:30 horas, en Thelonius (Bombero Núñez 336, Bellavista, con entradas por $4.000).

El jueves 19 de octubre será el turno del pianista de jazz Joaquín Fuentes junto a Felipe Ovalle y Félix Lecaros. Más adelante, siempre en octubre, fueron programados la cantante Carmen Prieto, admirada por sus repertorios de boleros y vals en Colombia, Cuba y Chile.

Ya en noviembre, habrá música de tradición escrita con Chak Dúo, que integran la pianista Marcela Lillo y el percusionista Felipe González, en obras de Debussy, Ravel, Astor Piazzolla, Philip Glass y Nils Rohwer. El 16 de noviembre, la contralto Claudia Godoy y el pianista Jorge Pepi abordarán música de cabaret, con canciones de Poulenc, Gershwin, Cécile Chaminade, Kurt Weill y Arnold Schoenberg.

El 23 de noviembre, el guitarrista eléctrico Ramiro Molina ofrecerá un concierto de improvisaciones libres y explorará posibilidades inesperadas de obras de autores como Schoenberg y Webern. El día 30, actuará el guitarrista y compositor de música popular tradicional Mario Rojas. El cierre del ciclo El mundo de la música será el 7 de diciembre con el Cuarteto Austral, con obras de Fanny Mendelssohn, entre otras.

¿Cuál es, a su juicio, el sello de este ciclo?

«He tratado de incluir tanto músicos muy conocidos, justamente admirados en sus varios campos como Romilio Orellana y Federico Danemann, con quienes estamos empezando, así como la cantante de boleros Carmen Prieto, que es una gran cantante, maravillosa, el pianista que va a hacer un concierto de música contemporánea Luis Alberto Latorre y otros más, pero también me interesa contrastar a estos músicos de mucha trayectoria con músicos más jóvenes, obviamente un poquito menos conocidos, pero también de talento extraordinario».

Martin Joseph vino a Chile a fines de la década de los 80, para estrenar acá su Suite para Pablo Neruda. En ese entonces ya tenía un largo camino recorrido en el free jazz. A inicios de los años 60, tocó jazz clásico, swing y bop junto con figuras como el clarinetista Albert Nicholas, los tenoristas Buddy Tate y Dexter Gordon, el saxofonista John Surman y el baterista Ginger Baker. Vivió en Roma hasta 1988 y allí desarrolló una carrera académica. Entre los discos que ha editado se cuentan Martin Joseph (1973), Mystery box (1996) y More light (1997), como señala su biografía en Musicapopular.cl.

Una vez que se instaló en nuestro país, hizo clases en el Departamento de Música de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, influenciando a varias generaciones de compositores e intérpretes, a través de sus talleres de improvisación y jazz. A lo largo de los años ha colaborado con innumerables artistas, y no sólo en la improvisación libre y la vanguardia, sino también en swing y hard bop.

Fundador de señeras agrupaciones, como el Pacific Ensemble, en el cual Martin Joseph ejercitó la composición con nombre y apellido para cada uno de los integrantes, todos improvisadores, un ejercicio que se puede apreciar en el disco Roundabout (2015). Su siguiente disco, The day of the rainbow (2018) lo grabó con el mismo trío que sigue activo hasta el día de hoy y que integra con Milton Russell en contrabajo y Nicolás Ríos en batería.

De hecho, el Martin Joseph Trío actúa frecuentemente en locales como Tromba Pomodoro y Thelonius, generalmente a las 23 horas.

Martin, ¿ cómo llega usted a Chile y qué lo hace decidirse a quedarse aquí?

«A esta pregunta siempre respondo que el amor tiene algo que ver, porque mi señora es chilena; nos conocimos y estuvimos juntos muchos años en Europa, pero un día me trajo aquí (ríe)». 

A estas alturas, ¿diría usted que ha encontrado en Chile los espacios para desarrollarse como creador e intérprete en el ámbito que usted cultiva?

«Sí. Poco a poco. Porque me ha ido muy bien en Chile, pero después de largos años. En los primeros años del siglo, o del milenio si quiere, emerge una joven generación de músicos de jazz más abiertos y que también son músicos que componen. O sea, están un poco menos pendientes de lo que está sucediendo en ese momento en Nueva York. Entonces, los primeros años desde que llegué, en 1998, los he ocupado en buscar, pero después de algunos años, poco a poco, encontré músicos maravillosos para tocar mi música conmigo. Eso ha sido muy importante, y con muchos de ellos sigo trabajando hoy».

Con su trío actual, ¿cuánto tiempo llevan tocando juntos?

«Doce o trece años con los mismos acompañantes, aunque no me gusta esa palabra porque no expresa la verdadera interacción que hay entre nosotros. Son espléndidos músicos. No es que toquemos tan a menudo, pero cada vez que tocamos es una alegría tocar con ellos». 

¿Cómo llegó usted al ámbito de la música en el que trabaja, que es centralmente la improvisación y jazz? ¿Desde dónde venía, cómo se había formado antes de entrar en este camino?

«(Ríe). Creo que soy una bestia un poco rara, porque nunca he estudiado en conservatorio y he enseñado en conservatorios, y no creo que seamos tantos de este tipo (ríe). Lo que pasa es que yo toco piano desde la edad de cuatro años. Mi papá tocaban muy bien jazz, jazz del estilo de los años 20 y 30. Tocaba muy lino, era aficionado, vivía de otras cosas. Y a mi mamá le gustaba la música clásica, entonces yo he empezado con una profesora clásica a los cuatro años y mi mamá me compró discos de Beethoven, Mozart, Tchaikovsky, etcétera, cuando era muy pequeño. Entonces he crecido con esas dos músicas, y esto también puede explicar un poco este interés en un ciclo transversal de música como el proyecto El mundo de la música».

Usted ama todos los repertorios de la música, ¿no? ¿Disfruta la música barroca, la clásica, la contemporánea? ¡Las disfruta todas?

«Sí, me fascinan. Hay algo que no puedo concebir: si uno ama a Charlie Parker, a Billy Holliday, a John Coltrane, ¡cómo es que podría no amar al mismo tiempo a Mozart, Beethoven, Bartók y Schoenberg? También me interesa la música del siglo XX y XXI. Además, he vivido en países de ricas tradiciones populares. He vivido en Reino Unido y en Italia, que tiene cosas muy interesantes, y en este continente he vivido en Perú, Bolivia y República Dominicana, antes de venir a Chile. Esas músicas tradicionales y populares también me fascinan».

En la Universidad de Chile hizo clases muchos años. ¿Qué nos puede comentar de esa experiencia?

«Sí. He hecho clases de historia del jazz, pero también hacia el final de mi trabajo allí hice cosas también de música más transversales. También he hecho talleres para músicos de diferentes instrumentos con la cuestión de cómo tocar música con otros, o sea, tal como es el jazz. Siempre se dice, ‘escuchar a los demás’, pero yo también digo que cada uno se tiene que estudiar mucho a sí mismo, y escucharse a sí mismo como parte del todo. Es algo que siempre he intentado, y he trabajado con saxofonistas, trompetistas, trombonistas, con clarinete, flauta, violín y chelo, también».

Muchos músicos insisten en la importancia que ha tenido usted como músico para ellos porque ha abierto los campos y las prácticas hacia la improvisación, el jazz, la música contemporánea. Su influencia ha sido muy grande, eso dicen muchísimos músicos que tienen un peso específico en nuestro escenario. ¿Está consciente de la influencia que ha ejercido usted en nuestro país?

«(Ríe). Bueno, me lo han dicho, y me siento muy honrado. No entiendo cómo es que sucede esto. Pero te puedo decir una cosa: hasta el año pasado, tenía un septeto, que se llama Pacific Ensemble, hicimos un muy poderoso trabajo durante trece años, algo así. Lo tenemos jubilado sólo para reducir un poco actividades con mi avanzada edad, sabes que tengo 85… Pero respecto de lo que tú dices, me doy cuenta de que es una música bastante diferente, y entiendo que muchos maravillosos músicos tocaban algo diferente conmigo de lo que tocaban con sus propios grupos. Pero realmente no tengo idea de cómo esto ha sucedido; no creo que dependa sólo de la música que he escrito. Es un poco un misterio (Ríe)».

Por Romina de la Sotta Donoso | 17-10-2023.

Compartir:

Contenido relacionado

Música

El Concierto de Aniversario UC 2024 llega al aire: edición especial de Camerata estrenará registro en vivo

A las 20 horas del viernes 7 de junio se emitirá la grabación del concierto efectuado el día anterior en Salón Fresno, que contó con la dirección de Emmanuel Siffert y la actuación de la Orquesta de Cámara UC. Se escuchará el Concierto Emperador de Beethoven, con el solista Luis Alberto Latorre, y el último movimiento de la Primera Sinfonía del artista alemán.

Música

Concierto de Aniversario UC: el Concierto Emperador de Beethoven y la Sinfonía nº1 dirigirá Emmanuel Siffert con Luis Alberto Latorre como solista

El director invitado y el pianista adelantan las claves de las obras que tocarán con una orquesta de estudiantes y profesores del Instituto de Música UC. "La tenacidad y la voluntad en seguir escribiendo a pesar de la sordera y la pobreza, es increíble en Beethoven", dice Luis Alberto Latorre y Emmanuel Siffert asegura que "Beethoven logra construir un castillo con sólo un motivo musical".

Música

Esteban Correa, el compositor que lidera innovador proyecto que instala la creación colectiva y la improvisación en el estudiantado de la Universidad de La Serena

El académico de la Universidad de La Serena trabajó con su agrupación Niño Fantasma y con el también académico Manuel Figueroa y su Orquesta Estudiantil La Serena en una obra que está en permanente creación y cuya partitura es un sitio web. El resultado de esta novedosa iniciativa se presentará el 29 de mayo.

Música

Tres profesores del Instituto de Música UC ofrecen retrato de cámara de Antonin Dvorák, a 120 años de su muerte

"La música de los pueblos nace de la necesidad de compartir la expresión colectiva, cargada de sentimientos diversos, profundas tristezas y alegrías, y eso se aprecia en las dos obras que tocaremos; la melancolía contrastada con el festejo", comenta Oriana Silva. La violinista actuará con la pianista Liza Chung y el chelista Martin Osten. Se escucharán el Trío Dumky y la Sonatina Op.100 del genio bohemio.

Música

Nicolás Ahumada, compositor residente de la Orquesta de Cámara de Valdivia: "Realmente estoy cumpliendo un sueño"

Con la dirección de Rodolfo Fischer, el 24 y 25 de mayo se estrenará el primer concierto para instrumento solista y orquesta del compositor de 27 años, Umbral. "Es un inmenso privilegio estar en este cargo, ya que me permite ampliar mi catálogo de obras y además me da la oportunidad de probar nuevas ideas y perfeccionar mi lenguaje con libertad y la seguridad de que lo que estoy componiendo será interpretado y registrado", reconoce.

Música

Helmuth Reichel Silva: "Leonard Bernstein es uno de los compositores más geniales del siglo XX, y West Side Story refleja todo su potencial"

El director chileno radicado en Alemania vuelve al Teatro Municipal de Santiago, para abordar las Danzas Sinfónicas del famoso musical de Bernstein, además de El Mandarín Maravilloso de Bartók, Rhapsody in blue de Gershwin y Rapsodia Española de Ravel. Asegura que son todas obras maestras y que se vinculan por tener foco en el ritmo y en la danza y por mostrar distintos aspectos del amor.

Música

(suspendido) Álvaro Menanteau adelanta las claves del homenaje a George Gershwin y Pablo Garrido que la Universidad de Chile programó para el Día de los Patrimonios

Actualización 20-05-2024. Estos conciertos fueron suspendidos por razones de fuerza mayor. “El jazz empezó a sinfonizarse, en 1924, con la aparición de Rhapsody en blue, y ese proceso no se detuvo durante décadas”, indica el académico. El centenario de esta obra icónica de Gershwin coindice con el debut de la Royal Orchestra de Pablo Garrido.