1. Inicio
  2. Recomendados
  3. Juan Pablo Castro: el estudiante de violín de la UC que lidera inédita iniciativa para fomentar la música de cámara
Música

Juan Pablo Castro: el estudiante de violín de la UC que lidera inédita iniciativa para fomentar la música de cámara

julio 18, 2023

Estudia en el Instituto de Música UC y preside la Asociación de Música de Cámara Juvenil, cuya orquesta residente integran estudiantes de la UC y la Universidad de Chile. El 20 ofrecerán su cuarto concierto del año. "Buscamos contribuir a un crecimiento colectivo entre nosotros, como estudiantes, y también generar un crecimiento cultural para la sociedad", dice.

Juan Pablo Castro: el estudiante de violín de la UC que lidera inédita iniciativa para fomentar la música de cámara

Juan Pablo Castro, violinista. Foto: Rayen Llancaqueo.

Juan Pablo Castro Tapia (23) ingresó a estudiar violín al Instituto de Música UC hace cuatro años. Su profesora es Tiffany Tieu, asistente de concertino de la Orquesta Filarmónica de Santiago. Pero él tocaba el instrumento desde los 10 años. Desde esa edad, cuenta, «estuve con clases particulares y también tuve la formación de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, FOJI; donde pasé por las tres orquestas. Entonces siempre estuve inmerso en el mundo de la música».

Se refiere a la Orquesta Sinfónica Infantil (OSIM), la Sinfónica Estudiantil Metropolitana (OSEM) y la Sinfónica Nacional Juvenil de Chile (OSNJ), tres elencos que se organizan por tramos etarios.

Juan Pablo Castro, además, lidera una iniciativa pionera y que puede tener una significativo impacto en la escena nacional. Es uno de los jóvenes estudiantes de la UC y de la Universidad de Chile que están decididos a generar un cambio: buscan fomentar la música de cámara. Es un proceso con múltiples consecuencias positivas: cada intérprete gana práctica en este ejercicio, más allá de cuanto les enseñan en sus casas de estudio, pero además le darán más visibilidad a este repertorio.

Juan Pablo Castro, violinista. Foto: Rayen Llancaqueo.

Este joven violinista preside la Asociación de Música de Cámara Juvenil, que entró en operaciones en marzo pasado. Ya han dado tres conciertos y el jueves 20 de julio presentarán su segundo programa del año, titulado «Tiempos Modernos», en el Teatro Carabineros de Chile. Abordarán dos icónicas obras de Britten y Stravinsky, en una presentación gratuita.

Pero como lo que buscan es fomentar la práctica de cámara entre los jóvenes, tendrán a otra agrupación de estudiantes como invitados en este concierto, el trío de cañas Vamapual.

Radio Beethoven conversó con Juan Pablo Castro, líder de este movimiento.

Partamos por el concierto del jueves 20 de julio, que ofrecerá la orquesta residente de la Asociación de Música de Cámara Juvenil. ¿Qué tipo de experiencia vivirá el público que asista?

«Van a poder ver una puesta en escena de jóvenes estudiantes y van a escuchar una música bastante enérgica, que también tiene un sustento que va muy relacionada con el contexto y la causa por la cual se seleccionaron las obras, que se expresa en el el título que le dimos, ‘Tiempos Modernos». Es música que está conectado con la Segunda Guerra Mundial, si bien no es música como solemne, se nota el cambio previo a lo que es la música moderna y objetiva».

Foto: Rayen Llancaqueo.

La orquesta de cuerdas interpretará la Sinfonía Simple de Benjamin Britten y el ballet Apollon Mussagéte de Igor Stravinsky, dos obras que están justamente en el umbral de la Segunda Guerra Mundial.

«Claro. De hecho, la Sinfonía Simple fue compuesta un año antes de esa Guerra Mundial y justamente Stravinsky es el personaje principal de este programa porque es el que conecta a todos los otros compositores. Aparte de que Stravinsky fue uno de los piares del Neoclasicismo, que consiste en rescatar las tradiciones de lo antiguo y mezclarlo con nuevos valores que se anteponen al Romanticismo, como el equilibrio, el no utilizar conjuntos tan grandes, sino más bien de cámara, y no abusar de la densidad, como lo hacía la música de Wagner o las grandes sinfonías que utilizaba el Nazismo, que era música más sinfónica y patriótica».

Son dos obras que se contraponen a lo que estaba entonces en boga, pero además, abren nuevos caminos, en muchos sentidos, en lo simbólico, en el uso de recursos y en sus innovaciones.

«Exacto».

Concierto del 11 de julio, en la Universidad Central. Foto: Rayen Llancaqueo.

Este mismo programa que se presentará el 20 de julio, «Tiempos Modernos», lo acaban de ofrecer el 11 de julio en el Aula Magna de la Universidad Central. La orquesta residente de la Asociación de Música de Cámara Juvenil, que integran diez intérpretes formados o en formación en el Instituto de Música UC y seis estudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, con la dirección de Javiera Henríquez, estudiante de violín de la Universidad de Chile, interpretaron ballet Apollon Musagète de Igor Stravinsky y la Sinfonía Simple de Benjamin Britten.

Además, actuó como invitada la agrupación Vamapual, que integran la oboísta Camila Morales, el clarinetista Gonzalo Plaza y el fagotista Pablo Ortiz. Las dos primeras son estudiantes del Instituto de Música UC y el último acaba de egresar, e interpretaron el Trío para cañas de Georges Auric  y la Suite para trío de vientos de Alexandre Tansman.

En el concierto del 20 de julio también actuará Vamapual, ¿por qué han invitado a esta agrupación en este programa?

«Aparte de que somos compañeros en la Universidad Católica, y mucha gente de la que está en la orquesta tenía un ramo en conjunto o ha compartido en la trayectoria con ellos, les presentamos el proyecto y la idea de difundir más grupos de cámara, y ellos también expresaron que estaban en un momento donde querían hacer su debut como agrupación, entonces era una instancia precisa para ambos equipos».

Concierto del 11 de julio en la Universidad Central. Foto: Rayen Llancaqueo.

A los integrantes del trío Vamapual los hemos visto en conciertos de la programación del Instituto de Música UC, pero por separado. Es una tremenda oportunidad para ellos, la de debutar como agrupación.

«Claro. Ése es el pilar de la Asociación de Música de Cámara Juvenil; asociarse con grupos de cámara y poder potenciarlos, independiente de que sean emergentes, de mediana o gran trayectoria».

Es importante porque su objetivo como asociación es abrir espacios para la música de cámara interpretada por jóvenes, ¿no?

«Exacto. Generar un espacio de experimentar, darle un espacio de escena y también tener una visión hacia el rubro de la música de cámara en Chile y poder hacer un cambio desde la juventud».

Foto: Rayen Llancaqueo.

Entiendo que la asociación empieza a funcionar en marzo de este año, ¿cómo nace esta idea y cómo se organizan? ¿La forman estudiantes de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica?

«La verdad, es bastante gracioso. Todo comenzó porque yo quería hacer un octeto ya que hace mucho tiempo quería hacer un trabajo propio, algo que me apasionara a mi y poder mostrarlo junto con gente con la cual yo me sintiera en confianza, básicamente. Entonces armamos ese grupo de ocho personas, que fue cambiando mientras tratábamos de hacer los ensayos y ver el tema del concierto. Sucede que empezamos a montar este octeto, pero la música duraba media hora y necesitábamos hacer un concierto de una hora. Entonces yo le hablé a mi amigo Carlos Rodríguez, que es chelista y también director, le dije ‘No sé si te parece la idea de que hagamos una serenata para acompañar el octeto’, y él me dijo ‘Sí, porque me encanta la música de cámara y sería muy bacán poder hacer música con ustedes porque les tengo mucho cariño, y somos amigos, entonces sería un trabajo grato’. Así es como se empezó a gestionar el primer programa, y viendo la reacción de los mismos músicos que se fueron incluyendo durante el trayecto de este proyecto, me di cuenta de que hay mucha gente interesada en hacer música de cámara, pero no tiene las instancias. Muchos de nosotros hemos participado en los cursos de cámara de Frutillar, de Huilo Huilo o de Portillo, que sirven de inspiración y también de experiencia. Justamente esto es lo que nos lleva a tratar de hacer una temporada acá en Santiago, y de desarrollar la música de cámara desde acá, con los estudiantes y sin necesidad de ir a un curso una vez al año, sino que sea algo constante, y también poder acercar a la gente, porque generalmente cuando la gente piensa ‘Voy a ir a escuchar música de cámara’, piensa en una orquesta. Si bien nosotros tenemos una orquesta, el plato principal siempre va a ser un grupo de cámara, y ésa es nuestra idea, que de ahora en adelante si hay más grupos de cámara afuera, se acerquen y se motiven a trabajar con nosotros.

Foto: Rayen Llancaqueo.

La orquesta residente de la Asociación Música de Cámara Juvenil es una orquesta de cuerdas, ¿cierto? Quizás debiéramos enfatizar en que el repertorio que aborda es de cámara.

«Exacto. De hecho, todo lo que abordamos nosotros está enfocado desde una perspectiva de cámara. Igual tenemos visiones de trabajar con solistas, pero acompañados con una orquesta de cámara, así como abordar sinfonismo, pero también con un grupo bastante reducido, para que se pueda abordar desde la perspectiva de la música de cámara».

Me imagino, por ejemplo, que pueden tocar los arreglos que hicieron Schoenberg, Webern y Berg, por ejemplo.

«Exacto».

Hablemos del primer programa que presentaron. ¿Cuándo y dónde fue? ¿Qué repertorio interpretaron?

«Fue en marzo, en la Iglesia San Lázaro, y después hicimos otro concierto en abril, en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Ese programa se tituló ‘Entre cuerdas’. Se tocó la Serenata de Suk y fue dirigido por Carlos Rodríguez, y además se presentó el octeto Opalino, pero después Carlos fue a estudiar a Argentina y entonces, para el segundo concierto, tuvo que tomar la batuta Javiera Henríquez, y en ese concierto se tocó la Serenata de Suk, pero estuvo presente el Cuarteto 23 y se tocó también el Cuarteto en Fa menor de Mendelssohn».

Foto: Rayen Llancaqueo.

Así, en el primer concierto el programa incluyó el Octeto para cuerdas en Re mayor Op.5 de Reinhold Gliére y en el segundo concierto actuó el Cuarteto 23 que también fundó Juan Pablo Castro y que integran además el violinista Felipe González, el violista Martin Mancilla y el violonchelista Sebastián Fierro. Los tres primeros son estudiantes del Instituto de Música UC y el cuarto es estudiante de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.

Es bien bonita la asociación entre estudiantes y egresados recientes de las universidades de Chile y la Católica. Y no es tan frecuente. ¿Cuán importante es para ustedes colaborar en este universo de la música?

«Sí, sobre todo en esta etapa, porque generalmente los estudiantes no podemos tener grandes oportunidades; son muy acotadas y uno no alcanza a ver tanto repertorio de cámara dentro de las universidades. Entonces es importante trabajar con otros estudiantes, que son justamente quienes están experimentando. Por otro lado, las orquestas son el objetivo principal que uno tiene como intérprete para trabajar, pero uno todavía no sabe cuál campo laboral abordar. Entonces nosotros queremos generar una nueva institución para entregar, a futuro, esa oportunidad en este proceso de transición».

Foto: Rayen Llancaqueo.

Hablemos de qué sucederá después del 20 de julio. ¿Cuántos programas más quieren hacer este año?

«Durante este año tenemos planeado hacer tres programas más, pero está todo por confirmarse. Los invito a seguirnos, somos bastante activos y nos gustaría expandir la música de cámara de manera más pública y que la gente se interese en este tipo de trabajo, porque está muy potenciado el sinfonismo y las carreras solistas, pero en Chile la música de cámara, en cuanto a la práctica auditiva, falta mucho por hacer, encuentro yo».

Entiendo que varios de los músicos que están actuando en sus programas, los que integran por ejemplo la orquesta residente, tienen formación en la FOJI, tal como usted.

«Claro. y lo otro lindo que nos caracteriza es que hay gente de Antofagasta, de Puerto Montt y de Concepción. Es gente que viene de afuera para construir su carrera musical y que están residiendo en Santiago para poder estudiar en los distintos conservatorios».

Juan Pablo Castro. Foto: Rayen Llancaqueo.

Como estudiante, ¿cuán relevante es para usted congregar a otros estudiantes, compañeros del Instituto de Música UC, pero también de la Universidad de Chile, para concretar esta práctica de cámara?

«Para mí sería un honor y un privilegio instaurar un nuevo cambio para los distintos estudiantes y la verdad es que ya estoy orgulloso porque veo a mucha gente con mucho talento, veo que hay mucha gente que falta que sea descubierta. Yo estoy apasionadamente trabajando desde ya para que los consideren. Y sobre la orquesta, siento que es nuestro pilar y que ojalá logremos conseguirle grandes oportunidades y que podamos contribuir a un crecimiento colectivo entre nosotros como estudiantes y que también generemos crecimiento cultural para la sociedad entregándoles todos nuestros conocimientos, independiente de que algunos hayamos tenido poca o gran trayectoria sobre la base de todas las oportunidades que nos han entregado en nuestros conservatorios y las distintas orquestas a las cuales hemos pertenecido».

Coordenadas
Jueves 20 de julio, 19 horas. Teatro Carabineros de Chile (Vasconia 1.605, metro Inés de Suárez). Inscripciones gratuitas en museocarabineros.cl y aquí.
Programa:
Sinfonía Simple de Benjamin Britten y Apollon Mussagéte de Igor Stravinsky, por la orquesta residente de la Asociación de Música de Cámara Juvenil, dirección: Javiera Henríquez.
Trío para cañas de George Auric y Suite para trío de vientos de Alexandre Tansman, por el Trío Vamapual.

Por Romina de la Sotta Donoso | 18-07-2023.

Compartir:

Contenido relacionado

Música

El Concierto de Aniversario UC 2024 llega al aire: edición especial de Camerata estrenará registro en vivo

A las 20 horas del viernes 7 de junio se emitirá la grabación del concierto efectuado el día anterior en Salón Fresno, que contó con la dirección de Emmanuel Siffert y la actuación de la Orquesta de Cámara UC. Se escuchará el Concierto Emperador de Beethoven, con el solista Luis Alberto Latorre, y el último movimiento de la Primera Sinfonía del artista alemán.

Música

Concierto de Aniversario UC: el Concierto Emperador de Beethoven y la Sinfonía nº1 dirigirá Emmanuel Siffert con Luis Alberto Latorre como solista

El director invitado y el pianista adelantan las claves de las obras que tocarán con una orquesta de estudiantes y profesores del Instituto de Música UC. "La tenacidad y la voluntad en seguir escribiendo a pesar de la sordera y la pobreza, es increíble en Beethoven", dice Luis Alberto Latorre y Emmanuel Siffert asegura que "Beethoven logra construir un castillo con sólo un motivo musical".

Música

Esteban Correa, el compositor que lidera innovador proyecto que instala la creación colectiva y la improvisación en el estudiantado de la Universidad de La Serena

El académico de la Universidad de La Serena trabajó con su agrupación Niño Fantasma y con el también académico Manuel Figueroa y su Orquesta Estudiantil La Serena en una obra que está en permanente creación y cuya partitura es un sitio web. El resultado de esta novedosa iniciativa se presentará el 29 de mayo.

Música

Tres profesores del Instituto de Música UC ofrecen retrato de cámara de Antonin Dvorák, a 120 años de su muerte

"La música de los pueblos nace de la necesidad de compartir la expresión colectiva, cargada de sentimientos diversos, profundas tristezas y alegrías, y eso se aprecia en las dos obras que tocaremos; la melancolía contrastada con el festejo", comenta Oriana Silva. La violinista actuará con la pianista Liza Chung y el chelista Martin Osten. Se escucharán el Trío Dumky y la Sonatina Op.100 del genio bohemio.

Música

Nicolás Ahumada, compositor residente de la Orquesta de Cámara de Valdivia: "Realmente estoy cumpliendo un sueño"

Con la dirección de Rodolfo Fischer, el 24 y 25 de mayo se estrenará el primer concierto para instrumento solista y orquesta del compositor de 27 años, Umbral. "Es un inmenso privilegio estar en este cargo, ya que me permite ampliar mi catálogo de obras y además me da la oportunidad de probar nuevas ideas y perfeccionar mi lenguaje con libertad y la seguridad de que lo que estoy componiendo será interpretado y registrado", reconoce.

Música

Helmuth Reichel Silva: "Leonard Bernstein es uno de los compositores más geniales del siglo XX, y West Side Story refleja todo su potencial"

El director chileno radicado en Alemania vuelve al Teatro Municipal de Santiago, para abordar las Danzas Sinfónicas del famoso musical de Bernstein, además de El Mandarín Maravilloso de Bartók, Rhapsody in blue de Gershwin y Rapsodia Española de Ravel. Asegura que son todas obras maestras y que se vinculan por tener foco en el ritmo y en la danza y por mostrar distintos aspectos del amor.

Música

(suspendido) Álvaro Menanteau adelanta las claves del homenaje a George Gershwin y Pablo Garrido que la Universidad de Chile programó para el Día de los Patrimonios

Actualización 20-05-2024. Estos conciertos fueron suspendidos por razones de fuerza mayor. “El jazz empezó a sinfonizarse, en 1924, con la aparición de Rhapsody en blue, y ese proceso no se detuvo durante décadas”, indica el académico. El centenario de esta obra icónica de Gershwin coindice con el debut de la Royal Orchestra de Pablo Garrido.