1. Inicio
  2. Recomendados
  3. Andrés Rodríguez: «Afortunadamente, Chile tiene muy buenos pianistas, los ha producido siempre»
Música

Andrés Rodríguez: "Afortunadamente, Chile tiene muy buenos pianistas, los ha producido siempre"

abril 17, 2024

El asesor de Teatro Zoco adelanta las claves del ciclo de piano que debuta en el recinto de Lo Barnechea y que protagonizarán cinco pianistas. "Son gente extraordinariamente talentosa y competente", indica, y señala que repertorio que se escuchará es muy variado, desde Liszt, Chopin y hasta Beethoven, Ginastera, Debussy, Albéniz. "O sea, hay para todos los gustos", señala.

Andrés Rodríguez: "Afortunadamente, Chile tiene muy buenos pianistas, los ha producido siempre"

Andrés Rodríguez Pérez no sólo ha sido un personaje fundamental en la escena operática de la segunda mitad del siglo XX, sino también del ballet y de la música de tradición escrita. Su trabajo como director del Teatro Municipal de Santiago entre 1978 y 2015 anotó hitos como el estreno en Chile de El anillo de los Nibelungos, de Wagner, y de una serie de óperas modernas de Leos Janacek y Alban Berg. Pero también consolidó el Coro del Municipal de Santiago y el Ballet de Santiago como elencos profesionales.

Actualmente, Andrés Rodríguez es asesor del Centro para las Artes Zoco, y en esta entrevista entrega las claves del ciclo de piano que debuta en ese espacio el 22 de abril. También habla sobre su vida como espectador y de su vínculo con Radio Beethoven.

¿Cuál es su relación con el ciclo de piano del Teatro Zoco?

«Yo estoy asesorando al Centro para las Artes Zoco en este momento y hemos programado una cantidad importante de actividades para este año. Lo primero que se va a hacer este ciclo de piano que reúne a cinco connotados pianistas chilenos con carreras nacionales e internacionales muy importantes. Y ellos parten con el ciclo el día 22 de abril y va hasta el 3 de julio; son cinco recitales donde van a tocar Sebastián Arredondo, Marco Antonio Cuevas, Danor Quinteros, Gustavo Miranda y Andrés Maupoint, o sea, todos pianistas muy conocidos, de los chilenos. Son gente que ha dado pruebas de su talento y de su competencia en el piano, entonces en vista de este interés del Teatro Zoco por ampliar sus actividades, especialmente por iniciativa del director ejecutivo que es Javier Chamas, empezamos ya con este primer ciclo de piano».

Es interesante la paleta de intérpretes que va a participar porque son de distintas generaciones y todos están en momentos distintos de sus carreras, pero todos tienen algo que decir.

«Exactamente. Y el repertorio que tienen ellos es muy variado, porque unos van a tocar a Liszt, Chopin, Beethoven, Ginastera, Debussy, Albéniz. O sea, hay para todos los gustos. Todos los artistas son gente multidisciplinaria en el sentido de elección de los compositores que ellos van a interpretar, entonces es un programa de gran atractivo. El Teatro Zoco está muy bien ubicado, en La Dehesa 1.500, tiene estacionamientos propios que son gratuitos, buenos accesos, de tal manera que para toda la gente que vive en la parte oriente de la ciudad es una muy buena alternativa para escuchar la mejor música. Ellos están haciendo, además, un ciclo con la Orquesta Marga Marga, un ciclo con la orquesta de cámara de ellos, hacen obras de teatro, y todo eso se encuentra en la página zoco.art, donde está toda la programación. Es una programación variada, múltiple y la sala es muy acogedora y está muy bien, tiene restaurantes al lado para el que quiera quedarse después de los conciertos. Los conciertos tienen una duración acotada, o sea, nunca pasan de una hora, una hora 10 máximo, de tal manera que no tienen intermedio y es un horario muy positivo que son las ocho de la noche. La gente puede llegar a comer a su casa con toda tranquilidad».

Sebastián Arredondo.

Antes de hablar de nuevo del ciclo de piano, en más profundidad, quisiera preguntarle ¿cuán importante es que se abran espacios para distintas disciplinas y que incluyan también a la música clásica? En su larga experiencia como director del Teatro Municipal de Santiago y también asesorando a distintas corporaciones culturales, ¿cuán relevante es que en el extremo oriente de la ciudad, podríamos decir, se abra también una cartelera que incluya a la música clásica?

«Bueno, yo creo que todo lo que sea acercar la música a la gente, al público, es positivo. En el Municipal, cuando yo trabajaba allá, con Cristóbal Giesen hicimos muchos ciclos de piano; el ciclo de los grandes pianista y el ciclo de los pianistas jóvenes en la Sala Arrau, y siempre demostraron tener un éxito y una acogida extraordinaria entre la gente, especialmente entre la gente joven, que es gente que quiere aprender qué es la literatura para piano. Y como son conciertos que tienen una explicación previa, la gente queda adentrada en lo que va a escuchar, y eso es muy importante. Un espacio como el Teatro Zoco, que no es un teatro inmenso, sino que tiene una capacidad de poco más de 200 personas queda muy bien, porque estos recitales de piano necesitan de una cierta intimidad para lograr una perfecta sintonía entre el intérprete y el público, y en ese sentido esta sala cumple con todos esos requisitos». 

«La literatura pianística es enorme y afortunadamente Chile tiene muy buenos pianistas, los ha producido siempre»

Andrés Rodríguez

¿Este ciclo viene a ocupar un lugar, porque actualmente no tenemos tantos ciclos de piano en nuestra ciudad, en Santiago?

«Exactamente. La literatura pianística es enorme y afortunadamente Chile tiene muy buenos pianistas, los ha producido siempre. Y aquí se ha seleccionado gente de distintas generaciones, gente más joven y gente más consagrada, como es el caso de Andrés Maupoint o el caso de Gustavo Miranda, Danor Quinteros, quienes junto con Marco Antonio Cuevas y Sebastián Arredondo, son todos pianistas muy destacados, que lo que hacen lo hacen muy bien, y son muy atractivos para la gente, de manera que el programa está pensado para que ofrezca oportunidades para todos los gustos, el que quiere más clásico, el que quiere más romántico, el que quiere un poco más adentrado el siglo XX o XXI, está bien, van a encontrar todo tipo de repertorio».

«Los cinco pianistas han sido cuidadosamente elegidos. Son gente extraordinariamente talentosa y competente, y eso es lo que van a mostrar en este ciclo en el Teatro Zoco»

Andrés Rodríguez

A estos cinco pianistas usted los ha podido escuchar en vivo, ¿no?

«Sí. Los cinco pianistas han sido cuidadosamente elegidos. Todos conocemos, por ejemplo, la carrera de Andrés Maupoint o de Gustavo Miranda o de Danor Quinteros, son gente que ya tiene su propio público, son gente muy conocida. Son gente extraordinariamente talentosa y competente, y eso es lo que van a mostrar en este ciclo en el Teatro Zoco que se abre ahora por primera vez en Lo Barnechea, en el sector oriente de la capital».

Hay algunos hitos del repertorio que se van a interpretar a lo largo del ciclo. Me gustaría destacar algunos, a ver si coincidimos o si, en cambio, usted quiere destacar otros. Está la Primera Sonata de Alberto Ginastera, está la Tercera de Johannes Brahms, están las Variaciones Eroica de Beethoven y está Sobre una lectura del Dante, que es una fantasia cuasi sonata de Liszt. ¿Son hitos del repertorio como creo yo?¿Hay algo más que usted le gustaría destacar?

«Sí. Creo que todo el repertorio está pensado para que no sea difícil para un oído no acostumbrado. Aquí se trata de invitar a gente a que conozca, a que se acerquen a la música para piano solo, y va a haber obras tan importantes como la Sonata Patética de Beethoven, o el Valle de Obermann de Liszt o el Nocturno n°16 de Chopin, que son obras muy bonitas, igual que Las colinas de Anacapri de Claude Debussy. Y también va a haber compositores que están vivos, por ejemplo, My Feelings about Chocolat, Mis sentimientos acerca del chocolate, una obra de otro gran pianista que Marc-André Hamelin, y eso va a ser interpretado por Gustavo Miranda. De manera que es una programación rica, variada, entretenida; yo diría que realmente fascinante para un público que quiere descubrir qué es el piano, que son los recitales de piano y, como digo, con una duración que a nadie lo va agotar, porque una hora, una hora diez de música es una medida perfecta para que la gente no pierda la atención».

En cuanto al repertorio, me parece que casi en su totalidad son obras escritas para el piano, excepto las Variaciones sobre un tema de Paganini, ¿no?

«Sí. Casi toda, no hay transcripciones. Es obra escrita para el piano, específicamente».

«Entonces el ciclo combina un atractivo en cuanto a variedad de repertorio y, al mismo tiempo, de cercanía como para un público que se está adentrando, pero también con algunos hitos que van a ser atractivos para un público más conocedor. Está equilibrado, cada recital está curado para que haya un equilibrio en ese sentido.

«Exactamente. Por eso es que yo recomiendo lo siguiente: el ideal es comprar un abono para los cinco recitales, porque eso va a ser un muestrario muy completo de lo que es la literatura pianística, desde los clásicos como Mozart o Chopin, hasta más modernos, como Hamelin, que es un compositor canadiense. De tal manera que esto es variado, es positivo, es entretenido y creo que es una muy buena introducción para la gente que quiere adentrarse en el mundo del piano».

¿Qué les diría usted a los auditores de Radio Beethoven pensando en que se acerquen a conocer esta programación y se atrevan a ir al ciclo de piano en Teatro Zoco? ¿Qué tipo de experiencia van a vivir?

«Ésta es una experiencia única de acercamiento porque los programas son atractivos, son variados, son entretenidos y no son agotadores, no exigen una preparación previa».

¿Y qué les diría respecto de los intérpretes convocados?

«Yo creo que aquí tenemos cinco de los mejores intérpretes en piano que hay en nuestro país, que tienen carreras tanto en Chile como en el extranjero, son carreras internacionales, de tal manera que el producto, como calidad, está ciento por ciento asegurado. Son grandes pianistas».

Los conciertos de este ciclo se realizarán a las 20 horas, desde el 22 de abril, en La Dehesa 1.500, con entradas por $18 mil, con abono por las cinco fechas por $70 mil. Informaciones en zoco.art.

«La música clásica es un mundo en sí mismo, es fascinante y una vez que uno lo descubre tiene un mar por delante donde sumergirse y disfrutar plenamente de las maravillas que nos entregan los compositores de la historia de la música»

Andrés Rodríguez

Licenciado en Derecho, Andrés Rodríguez Pérez también tuvo estudios de canto en la Universidad de Chile y en Italia. Durante sus 35 años como director del Teatro Municipal de Santiago, no sólo fue responsable de la consolidación de los tres elencos estables del espacio y amplió significativamente el repertorio que los chilenos podemos escuchar, sino que además desarrolló proyectos que tienen un significativo impacto a nivel nacional como el proyecto Crecer Cantando, y fundó las coproducciones con espacios como el Teatro Colón de Buenos Aires, el Teatro Real de Madrid, el Capitole de Toulouse y la Ópera de Washington.

En lo personal, lo conocimos con un gran trabajo y una larga trayectoria en el Teatro Municipal de Santiago, y luego asesorando a otro tipo de instituciones. ¿Cómo está viviendo sus días hoy, en lo musical? ¿Va a muchos conciertos, escucha la radio? ¿Qué le gustaría decir de su vida actual, no sólo como un trabajador de la cultura, sino también como un espectador?

«Como espectador de la cultura, yo no dejo de ir a los conciertos, ya sea en el Municipal mismo o en otras salas, como la sala de la Universidad de Chile. Siempre voy a conciertos de música de cámara cuando hay la posibilidad. Yo no me he desligado de la música. A mí lo que en este momento me interesa, desde el punto de vista profesional, es que se forme nuevo público. Toda la música clásica tiene enormes variedades, desde la ópera, desde la lírica, la música de cámara, la música para piano solo, las sonatas para violín y piano, los tríos, en fin, es un mundo por descubrir. Yo creo que hay que repasarle a la gente el interés por eso, para que lo descubran, para que vayan sin temor a aburrirse, para que no vayan como por obligación. No. La música clásica es un mundo en sí mismo, es fascinante y una vez que uno lo descubre tiene un mar por delante donde sumergirse y donde disfrutar plenamente de las maravillas que nos entregan los compositores de la historia de la música».

¿Y le gustaría comentar algo de su vínculo con Radio Beethoven? Si la escucha, si hay algún programa que le resulte preferido...

«Bueno, yo soy un fiel auditor de la Radio Beethoven desde su creación. Me gustan todos los programas; me gustan los programas que se dedican a la música clásica, o sea, los grandes programas, los de la tarde, los de la noche, y soy un fanático de Panorama Cultural porque así uno se va enterando exactamente de lo que pasa en este lugar o en este otro, en la universidad o en un centro cultural. Estoy siempre informado, entonces eso me permite también saber cosas a las cuales uno no tiene acceso, cosas que no me llegan suficientemente en las redes sociales, y bueno, yo me entero por la radio. Yo la oigo permanentemente durante todo el día, ya sea con mi iPhone, o la oigo a través del computador o simplemente cuando voy en el auto, y así sé lo que se está haciendo, y la mayoría de las cosas sí las sigo muy de cerca».

La sala del Centro para las Artes Zoco se ubica en La Dehesa 1.500, en Lo Barnechea.

Ciclo de piano de Teatro Zoco: la programación 2024

Lunes 22 de abril: Sebastián Arredondo

  • Domenico Scarlatti: Sonata en La Mayor K. 208 y Sonata en Re Mayor K. 492
  • Wolfgang Amadeus Mozart: Sonata en Do Mayor K. 330
  • Frédéric Chopin: Scherzo n° 4 en Mi Mayor, Op. 54 
  • Alberto Ginastera: Sonata n°1                            

Miércoles 8 mayo: Marco Antonio Cuevas

  • Ludwig van Beethoven: Sonata n° 8, Op. 13 Patética 
  • Franz Liszt: tres Estudios Trascendentales: Eroica – Harmonies du Soir – Appassionata
  • Isaac Albéniz: tres piezas de la Suite Iberia: El Puerto – Rondeña – Triana
  • Ernesto Nazareth: Odeon y Apanhei-te, cavaquinho
  • George Gershwin, Tres Preludios: Allegro – Andante – Agitato         

Lunes 3 de junio: Gustavo Miranda Bernales

  • Alexander Scriabin: Valse Op. 38 y Fantasie Op. 28
  • Marc- André Hamelin: My feelings about chocolate (2014) y Variaciones sobre un tema de Niccolò Paganini
  • Johannes Brahms: Sonata n°3 en Fa menor Op. 5

Lunes 17 de junio: Danor Quinteros

  • Ludwig van Beethoven: Variaciones Eroica Op. 35
  • Sergei Rachmaninov: Tres Preludios Op. 2 (Do sostenido menor), Op. 23 n° 4 y Op. 23 n° 5
  • Claude Debussy: Colinas de Anacapri, La Catedral Sumergida; General Lavine eccentric
  • Nikolai Kapustin: de los Estudios Op. 40: Pastorale, Intermezzo y Final

Miércoles 3 julio: Andrés Maupoint

  • Franz Liszt: Vallée d’Obermann
  • Isaac Albéniz: Evocación de la Suite Iberia, Libro I – n°1
  • Franz Liszt:  Invocation de Harmonies poétiques et religieuses
  • Frédéric Chopin: Nocturno n° 16
  • Franz Liszt: Après une lecture du Dante (Fantasia cuasi Sonata)

Por Romina de la Sotta Donoso | 17-04-2024.

Compartir:

Contenido relacionado

Música

Álvaro Menanteau adelanta las claves del homenaje a George Gershwin y Pablo Garrido que la Universidad de Chile programó para el Día de los Patrimonios

“El jazz empezó a sinfonizarse, en 1924, con la aparición de Rhapsody en blue, y ese proceso no se detuvo durante décadas”, indica el académico. El centenario del estreno de esta obra icónica de Gershwin coindice con el debut de la Royal Orchestra de Pablo Garrido. Esos hitos serán celebrados en dos conciertos gratuitos, sumando Un americano en París.

Música

Violeta Parra, Heitor Villa-Lobos y Francisco Tárrega: el guitarrista José Antonio Escobar aborda repertorio vinculado con su biografía personal

Dos obras que estrenó mundialmente hace sólo meses son parte del programa que el virtuoso profesor del Instituto de Música UC presentará el 14 y 15 de mayo. Ambas le fueron dedicadas, por el compositor cubano Leo Brouwer y por el español Gabriel Estarellas. Además, interpretará obras de Heitor Villa-Lobos y Fernando Sor, dos creadores por los cuales siente una afección especial, debido a su. nutritiva infancia.

Música

Reportaje: Bibioteca del Congreso celebra 40 años de la última visita de Claudio Arrau a Chile

El célebre artista no sólo dio conciertos en su última visita a nuestro país, sino que tuvo encuentros con quienes eran entonces jóvenes estudiantes y hoy son destacados intérpretes. Esa experiencia que marcó sus vidas será ahora compartida con el público en un ciclo de recitales y conversatorio que organizan Diego Matte, director de la Biblioteca del Congreso Nacional. Aquí, el abogado entrega más detalles del evento, al igual que el pianista Luis Alberto Latorre.

Música

Antonio Carvallo: "La música electroacústica es atractiva porque involucra una exploración implícita, y eso es refrescante para la juventud"

El coordinador del IX Festival de Música Electroacústica UC entrega las claves de este evento en el cual dos tercios de las creaciones seleccionadas provienen de países distintos de Chile y que tendrá una mayor participación femenina y de regiones. Serán cuatro conciertos, desde el jueves 2 de mayo, todos gratuitos y con transmisión en streaming.

Música

Juan Pablo Villarroel y la Camerata Vocal: "Musicalmente, Bach siempre es un deleite para el espíritu y para el oído"

El conjunto vocal de la Universidad de Chile debuta en el Ciclo Bach Santiago. Con una orquesta de profesores, estudiantes y titulados del Instituto de Música UC, abordarán tres cantatas en dos conciertos gratuitos. Según el director del elenco, sin el trabajo de Víctor Alarcón, fundador del ciclo, el movimiento coral chileno no hubiera sido posible sin él.

Música

Paolo Bortolameolli: "Siento una bella felicidad por volverme a encontrar con la Sinfónica de Chile, que fue la orquesta que me formó en muchos sentidos"

El director chileno habla de los conciertos que tendrá en su retorno a la orquesta, tras cinco años, y de sus próximas presentaciones en el ciclo Clásica No Convencional y con la Sinfónica Nacional Juvenil. También se refiere al documental Veni Creator, que documentó el estreno de la Octava de Mahler y que será liberado en YouTube.