1. Inicio
  2. Recomendados
  3. Alberto Teichelmann: «Con el Conjunto de Madrigalistas UPLA presentaremos sublimes y profundas melodías»
Música

Alberto Teichelmann: "Con el Conjunto de Madrigalistas UPLA presentaremos sublimes y profundas melodías"

abril 1, 2024

El director de esta agrupación que cumple 40 años anuncia "un programa de gran belleza" en el XXI Encuentro de Música Sacra UC. Abordarán motetes en nahuátl y un Ave María escritos en América, tres obras de Heinrich Schütz y el célebre motete Jesu Meine Freude de Johann Sebastian Bach.

Alberto Teichelmann: "Con el Conjunto de Madrigalistas UPLA presentaremos sublimes y profundas melodías"

Alberto Teichelmann, director del Conjunto de Madrigalistas UPLA. Foto: Archivo UPLA.

Como parte de una tradición que supera las dos décadas y que nació como una iniciativa de Víctor Alarcón, uno de los músicos más relevantes de la escena coral del último medio siglo, la programación de repertorio sacro no se limita a la sola Semana Santa en la Universidad Católica. Por el contrario, se extiende durante marzo y abril, con siete u ocho programas distintos y un mínimo de 14 conciertos cada año.

Ahora, como parte del XXI Encuentro Coral UC, que organiza el Instituto de Música UC, el martes 2 y miércoles 3 de abril debutará en el ciclo el Conjunto de Madrigalistas de la Universidad de Playa Ancha, que dirige el académico Alberto Teichelmann.

En sendos conciertos gratuitos, abordarán motetes escritos en el Renacimiento y en el Barroco, tanto en América como en Europa. Este debut se da en el cuadragésimo aniversario de esta agrupación fundada por su director, Alberto Teichelmann en 1984, con el objetivo de difundir la música coral universal, pero con un énfasis en la creación chilena.

Trece profesores música y cantantes con formación vocal integran esta agrupación que en 2021 obtuvo el primer premio en el Concurso Villancicos de Molina, España, y que ya cuenta con cuatro trabajos discográficos, cada uno de los cuales representa un verdadero aporte a nuestro medio, ya sea porque implicó la reconstrucción de repertorios históricos o porque se trata de primeras grabaciones de obras chilenas.

En el XXI Encuentro de Música Sacra UC, el Conjunto de Madrigalistas de la Universidad de Playa Ancha ofrecerán dos conciertos, ambos a las 19:30 horas. El martes 2 de abril, en el Templo Mayor del Campus Oriente (Jaime Guzmán 3.300, inscripción gratuita), y el miércoles 3 de abril en la Parroquia La Anunciación (Pedro de Valdivia 1.850, Providencia, inscripción gratuita).

«Vamos a comenzar con la música del Barroco Latinoamericano, con obras que hemos registrado hace algún tiempo con nuestro conjunto. Luego haremos tres motetes de Heinrich Schütz y finalizamos con la magistral obra Jesu Meine Freude de Juan Sebastián Bach», adelanta Alberto Teichelmann, director de la agrupación.

Conjunto de Madrigalistas UPLA. Foto: Archivo UPLA.

Del Renacimiento, se eligió el Ave María del prolífico compositor francés Jean Mouton. Y se suman dos piezas en náhuatl de Hernando de Franco, español que fue maestro de capilla en Guatemala y México a fines del siglo XVI. Por su parte, el Barroco Americano se verá representado por Desvelado Dueño Mío, de Tomás de Torrejón y Velasco,  quien fue maestro de capilla en la Catedral de Lima.

El programa suma la escuela alemana, con el más extenso y complejo motete escrito por Johann Sebastian Bach, Jesu Meine Freude, y tres motetes de Heinrich Schütz, el compositor alemán más relevante antes de Bach: O hilf Christe Gottes Sohn, Es ist Erschienen die heilsame Gnade Gottes Die mit Träenen säen, warden mit freuden ernten. La apertura será con el anónimo peruano María, todo es María.

Alberto Teichelmann nos entrega más detalles del repertorio que abordarán y de la importancia que tiene para este conjunto vocal ser parte del XXI Encuentro de Música Sacra UC.

¿Qué representa para ustedes, como agrupación, debutar en este encuentro?

«Es un gran honor participar en este importante Encuentro de Música Sacra UC, que tiene un reconocido prestigio a nivel nacional, y que ciertamente, por su calidad y la de las agrupaciones que allí han participado, se ha transformado indiscutiblemente en una instancia relevante en la escena coral chilena».

¿Usted tiene una relación de colaboraciones artísticas con el Instituto de Música UC o con algunos profesores históricos o actuales de la UC?

«Con el Conjunto de Madrigalistas de la UPLA hemos participado en un encuentro de música coral el año pasado, y personalmente integré el Conjunto de Música antigua que dirigía Octavio Hasbún en la PUCV y también, durante muchos años, en el inolvidable Conjunto Vocal dirigido por Jaime Donoso».

Conjunto de Madrigalistas UPLA en el 1er Encuentro Coral UC. Foto: Música UC.

¿Cómo fue para ustedes su experiencia en el 1er Encuentro Coral UC, en diciembre pasado?

Maravillosa. Excepto por el encuentro al que fuimos a España en julio del año pasado, en Chile no habíamos participado nunca de un encuentro de música coral. Fue  una experiencia maravillosa, por poder escuchar a otras agrupaciones de otros lugares. Fue muy interesante, muy valioso ese encuentro».

¿Qué podría destacar de sus experiencias que menciona con Jaime Donoso, quien posteriormente sería director del Instituto de Música UC entre 1989-1997 y primer decano de la Facultad de Artes UC entre 1999 y 2009, y con Octavio Hasbún, quien entre 1997 y 2006 fue director del Instituto de Música UC?

«Bueno, son dos grandes maestros. Particularmente Jaime Donoso, cuyos ensayos eran francamente clases magistrales, obtuve una gran formación en esos ensayos. Era un conjunto vocal extraordinario, porque Jaime Donoso hizo ahí una labor extraordinaria. Aprendí muchísimo de él. También aprendí muchísimo, en toda la parte instrumental, con Octavio Hasbún. Son grandes profesores, grandes músicos, a quienes respeto muchísimo».

Alberto Teichelmann es barítono y cantó en ambos conjuntos en la década de 1990. Y en el caso del Conjunto de Música Antigua de la PUCV también fue parte de la dinámica de esa agrupación, tocando flauta traversa y viola da gamba bajo.

Conjunto de Madrigalistas UPLA en el 1er Encuentro Coral UC. Foto: Música UC.

El Conjunto de Madrigalistas de la UPLA inauguró su valiosa discografía con un emblemático disco que es reconocido como material de estudio por el Ministerio de Educación y que implicó un trabajo de reconstitución y la edición crítica de 15 obras del Barroco Latinoamericano. Sus siguientes producciones discográficas fueron consagradas al estudio y el registro de repertorio nacional del siglo XX que, en su mayoría, no había sido grabado. Así, editaron y registraron 41 obras de 12 compositores chilenos.

Han realizado giras a Argentina, Alemania, Austria, Finlandia, Suecia, Noruega y España. «En cada uno de estos viajes nos hemos encargados de difundir la música de compositores chilenos, la cual ha sido muy bien recibida en todos los países, y especialmente en Alemania», comenta Alberto Tiechelmann. Además, el trabajo desarrollado en esas giras ha tenido otras favorables consecuencias: algunos de los coreutas chilenos se han podido especializar en el extranjero y además la agrupación ha realizado conciertos conjuntos con otras agrupaciones.

Fue el único coro chileno que clasificó a la etapa final del Festival Internacional Coral que organizó en 2020 The Indian Coucncil For Cultural Relations. Además, han participado en The World Choir Games, en la versión virtual -pandémica- de 2021 y también en el Festival Internacional de Habaneras y Polifonías de Torrevieja, España, en 2023.

«Anualmente la agrupación aborda 3 programas, realizando un trabajo de estudio sistemático que permita asumir con especial propiedad el repertorio a interpretar», señala su director, Alberto Teichelmann.

¿Qué le diría al público, como invitación a asistir a los conciertos que darán como Conjunto de Madrigalistas en el XXI Encuentro de Música Sacra UC? ¿Qué tipo de experiencia vivirán?

«Le diría que la belleza de la música vocal incorporada en este concierto nos permitirá disfrutar y valorar inmensamente la creación coral de grandes compositores del pasado. Es un programa de gran belleza y de sublimes y profundas melodías para ser interpretadas por medio del canto, que invaden irremediablemente el alma tanto del intérprete como del oyente, donde el diálogo, la imitación y sucesión de motivos y frases que se presentan de manera constante requieren un gran dominio vocal».

 Alberto Teichelmann, director del Conjunto de Madrigalistas UPLA. Es académico de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha. Foto: Archivo UPLA.

Entiendo que interpretarán motetes del Renacimiento y del Barroco, escritos tanto en América como en Europa. ¿Cuál es el lugar que ocupó, en el pasado, el motete, como forma? Podremos ser testigos, en sus conciertos, de algún cambio importante que se dio en el motete entre el Renacimiento y el Barroco?

«El motete se origina en el siglo XIII, como un agregado polifónico al canto gregoriano; por cierto, con textos latinos, y de carácter absolutamente litúrgico. En algún momento adquiere un carácter profano, es decir no religioso, por la incorporación de textos ajeno a lo sagrado. En el siglo XIV, en pleno Ars Nova, adquiere un carácter distinto en relación a aspectos rítmicos, y vuelve a ser una obra sacra, con voz solista y acompañamiento instrumental. En el siglo XV, el motete se compone con la absoluta rigurosidad de la polifonía renacentista, y en el Barroco continúa siendo una composición coral, en el marco del nuevo estilo».

¿Por qué decidieron incluir un anónimo peruano y dos motetes con textos en nahuátl, de Hernando de Franco, quien fue maestro de capilla en Guatemala y México en la segunda mitad del siglo XVI, y otro motete de Tomás de Torrejón y Velasco, quien fue maestro de capilla en la Catedral de Lima un siglo después? ¿Hubo un aporte importante a la forma motete en la América colonial?

«En el año 1995, el Conjunto de Madrigalistas de la UPLA realizó un registro discográfico de música virreinal, producto de investigaciones realizadas por el musicólogo Guillermo Marchant. Allí pude conocer y constatar la riqueza e importancia lograda por la música religiosa del Barroco colonial, aspectos rítmicos, de melodías instrumentales propias de América, que genuinamente dan un sonido propio de nuestra región».

¿Qué le gustaría comentar respecto de Heinrich Schütz, un compositor que no está en la primera fila de la popularidad, pero que probablemente fue el más relevante antes de Johann Sebastian Bach? ¿Cuáles son las características fundamentales de su producción vocal? ¿Se refleja alguna de estas características en alguno de los tres motetes que abordarán?

«La profundidad de la obra de Heinrich Schütz, y la genialidad con la cual estructura su composición generan un claro entusiasmo por conocerla e interpretarla. La conducción de la polifonía entre las distintas voces es de notable perfección. En todos y cada uno de los motetes de Schütz que interpretaremos, está el inconfundible sello y pureza de su creación».

El Conjunto de Madrigalistas UPLA editó y grabó 41 obras de 12 compositores chilenos del siglo XX. Foto: Archivo UPLA

¿Qué le gustaría comentar respecto de Jesu Meine Freude, que entiendo que es el motete más extenso y complejo escrito por Johann Sebastian Bach? ¿Están en esta obra algunas de las características más distinguibles del tratamiento vocal de Bach que solemos escuchar, por ejemplo, en sus cantatas o pasiones?

«Efectivamente Jesu Meine Freude es el motete más extenso y complejo de Juan Sebastián Bach, uno de los más geniales músicos de todos los tiempos. A mi juicio, el valor, importancia y grandeza de esta obra, reside en la delicadeza de su estructura».

¿Qué nos puede decir de Jean Mouton o de su Ave María? ¿Marca un contrapunto relevante con los repertorios americanos y la tradición germana que constituyen el grueso del programa?

«Fue un compositor francés renacentista con una gran producción de música religiosa, dentro de la cual se encuentra este Ave María. Es una obra sublime, delicada, que efectivamente dista del repertorio alemán y americano que domina este programa. Sin embargo, su belleza nos obliga a tenerla presente».

Por Romina de la Sotta Donoso | 01-04-2024 | Versión original en musica.uc.cl.

Compartir:

Contenido relacionado

Música

Andrés Rodríguez: "Afortunadamente, Chile tiene muy buenos pianistas, los ha producido siempre"

El asesor de Teatro Zoco adelanta las claves del ciclo de piano que debuta en el recinto de Lo Barnechea y que protagonizarán cinco pianistas. "Son gente extraordinariamente talentosa y competente", indica, y señala que repertorio que se escuchará es muy variado, desde Liszt, Chopin y hasta Beethoven, Ginastera, Debussy, Albéniz. "O sea, hay para todos los gustos", señala.

Música

Paolo Bortolameolli: "Siento una bella felicidad por volverme a encontrar con la Sinfónica de Chile, que fue la orquesta que me formó en muchos sentidos"

El director chileno habla de los conciertos que tendrá en su retorno a la orquesta, tras cinco años, y de sus próximas presentaciones en el ciclo Clásica No Convencional y con la Sinfónica Nacional Juvenil. También se refiere al documental Veni Creator, que documentó el estreno de la Octava de Mahler y que será liberado en YouTube.

Música

Andrés Maupoint, el músico detrás del innovador Conjunto de Cámara de la Universidad de O'Higgins

En menos de un año, su temporada se ha convertido en una de las más atractivas del país. El 5 de abril se inicia su programación 2024, con las Últimas Cuatro Canciones de Strauss y la Séptima de Beethoven, que más adelante será seguida por la Pastoral y la Eroica del genio alemán. Entre los hitos de este año se cuentan el Cuarteto para el fin de los tiempos, de Messiaen, O King de Berio y Dérive de Boulez.

Música

Traduttore ma non traditore: Gina Allende lidera proyecto que reúne canciones españolas de los siglos XV y XVI con poetas latinoamericanas contemporáneas

"Quisimos mostrar problemáticas femeninas que se dan hace cinco siglos atrás, y una interdisciplina que junte artes que se manifestaron en épocas y regiones del mundo tan distintas, para transmitir este mensaje de mujeres antiguas a las mujeres de ahora", adelanta la violagambista. El proyecto es desarrollado por nueve mujeres y habrá un nuevo concierto el 21 de marzo.