*
Estás leyendo: Variaciones sobre ‘El pueblo unido jamás será vencido’

A las 24 horas recordamos la famosa obra de Frederic Rzewski.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Viernes 31 de mayo

Frederic Rzewski
The People United Will Never Be Defeated
Ursula Oppens

Presentamos las famosas variaciones para piano escritas en 1975 por Frederic Rzewski sobre la canción “El pueblo unido jamás será vencido” de Sergio Ortega.

Nacido en 1938, el compositor y pianista norteamericano Frederic Rzewski estudió con Milton Babbitt, Roger Sessions y Luigi Dallapiccola. En Europa desarrolló una carrera como pianista, estrenó obras de Stockhausen y otros autores, y fundó el grupo Musica Elettronica Viva, que combinaba improvisación y electrónica en vivo

Estrenada en el Kennedy Center en 1976, “The people united will never be defeated” es una partitura que sintetiza estilos y técnicas del modernismo dentro de una estructura de gran formato, a la manera de las Variaciones Goldberg, pero con un complejo engranaje de temas que representa la lucha humana.

Con estilos y técnicas provenientes de la tradición académica, la vanguardia, el jazz y el blues, estas variaciones también incorporan alusiones a las canciones Solidaritätslied y Bandiera Rossa. Y hacia el final, el pianista tiene la oportunidad de improvisar, como si ofreciera sus propios comentarios respecto a la obra.

Comenzando con re menor, cada variación está escrita en una nota adyacente, dentro del círculo de quintas. Son seis grupos de seis variaciones y la sexta variación resume a las anteriores que representan los cinco dedos de un puño. Y como son seis grupos, el sexto también sintetiza a los cinco anteriores, es decir, toda la pieza.

La obra termina reafirmando el tema, pero con variaciones tonales y desplazamientos de registro. Para representar el triunfo definitivo del pueblo, todos cantan al mismo tiempo a través del piano: niños en los registros agudos, mujeres en los medios y hombres en los bajos.

Grabación de 1978 por la destinataria de la obra, Ursula Oppens.

Comentarios