*
Estás leyendo: Stop, Adieu y Spiel de Stockhausen
Stop, Adieu y Spiel de Stockhausen
Siglo XXI

Stop, Adieu y Spiel de Stockhausen


Por: - 7 de febrero de 2019

A las 24 horas presentamos el último de tres programas con obras tempranas del autor alemán.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Jueves 7 de febrero

Obras de Karlheinz Stockhausen (3)

Stop (1965) London Sinfonietta / Karlheinz Stockhausen (20.40)
Adieu (1966) London Sinfonietta / Karlheinz Stockhausen (16.15)
Spiel (1952/1973) Sinfónica SWR / Karlheinz Stockhausen (16.00)

Completamos esta trilogía de programas dedicada a Karlheinz Stockhausen y algunas de las partituras creadas por este autor alemán entre 1951 y 1966.

Stockhausen enseñó regularmente en los cursos de verano de Darmstadt desde 1956 y al corto tiempo se convirtió en la principal figura en este reducto de la vanguardia europea. Aunque se enemistó con algunos de sus colegas, por ejemplo cuando invitó a Cage a dar charlas en Darmstadt en 1958, e incluso adoptó algunas nociones de la contracultura que inspiraba el autor estadounidense, siguió marcando la pauta en Europa occidental.

Desde 1963 hasta 1968, Stockhausen quiso extender el modelo Darmstadt y realizó una clase de composición en los cursos de nueva música en Colonia. Fue en una de ellas, en 1965, que un alumno le preguntó cómo era el proceso de concebir una partitura, y todos los detalles que esto implicaba. El autor respondió escribiendo en la pizarra, en las siete horas siguientes, una nueva obra que llamó Stop.

En una orquesta dividida en seis grupos, cada músico crea sonidos y ruidos con aspectos estructurales prescritos. El director orquesta estos sonidos y ruidos formando un proceso orgánico siguiendo varios métodos de conexión. No es una tarea fácil, porque el proceso siempre es detenido por ruidos, pero debe continuar y producir eventos más diferentes y unificados. Notas claras, señales y figuras penetran el ruido y los hacen más melódicos.

La siguiente versión de Stop fue grabada en 1973 por la London Sinfonietta con el autor en la dirección. Dentro de los dieciocho instrumentos empleados aparecen órgano, fagot y cello eléctricos, así como electronium y sintetizador.

Aunque la mayoría de las composiciones de Stockhausen, entre 1964 y 1970, usaron la electrónica, y sobre todo la “electrónica en vivo”, el autor se dio tiempo para componer, en 1966, un quinteto para vientos por encargo del oboísta Wilhelm Meyer. En enero de ese año había muerto el hijo de Meyer, un joven organista con el que el autor trabajó un tiempo con la idea de escribir una pieza para el instrumento.

Adieu no sólo fue un tributo al hijo de Meyer, sino además, la respuesta de Stockhausen a la impresión que le provocó el arte de Mondrian, al ver que sus precarias proporciones se equilibraban con unas pocas líneas negras, horizontales y verticales, junto a dos o tres colores primarios. Tal proceso creativo que parecía rápido y simple le llevó a cuestionar el tiempo que tomaba en componer su música y en sólo dos días terminó Adieu.

La siguiente versión de Adieu fue grabada en 1973 por miembros de London Sinfonietta dirigidos por el autor. Ellos fueron Sebastian Bell en flauta, Janet Craxton en oboe, John Butterworth en corno, William Waterhouse en fagot y Antony Pay en clarinete.

Stockhausen también grabó en 1973 la versión revisada de Spiel, obra que se remontaba a 1952 y había sido estrenada entonces en Donaueschingen. No sólo provocó uno de los mayores escándalos en el evento dedicado a la música actual, sino que conllevó diversos problemas durante su creación, y posterior preparación con el director Hans Rosbaud, e incluso tuvo que interpretarse incompleta.

Stockhausen la sacó entonces de circulación y dos décadas después decidió revisarla. En esta nueva versión, mantuvo la duración y simplificó la notación de la percusión, ya que la partitura original introducía muchas maneras nuevas de interpretar tales instrumentos, para obtener una novedosa gama de colores. Spiel fue reestrenada en 1973 en la radio de Baden-Baden y dos años después fue interpretada por la Filarmónica de Berlín.

La siguiente grabación de Spiel es aquella de julio de 1973 con Stockhausen dirigiendo a la Sinfónica de la Radio Alemana de Baden-Baden.

Comentarios