*
Estás leyendo: Sinfonía Turangalila de Olivier Messiaen
Sinfonía Turangalila de Olivier Messiaen
Siglo XXI

Sinfonía Turangalila de Olivier Messiaen


Por: - 4 de diciembre de 2018

A las 24 horas completamos la audición de esta famosa obra para piano, ondas Martenot y orquesta.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Martes 4 de diciembre – 24 horas

Obras de Olivier Messiaen (segunda parte)

Segunda parte de la Sinfonía Turangalila (1946-48) para piano, ondas Martenot y orquesta
Yvonne y Jeanne Loriod, Orquesta Ópera Bastilla / Myung Whun Chung (40.40)

Les Offrandes oubliees (1930) para orquesta
Orquesta Opera Bastilla / Myung-Whun Chung (12.40)

Presentamos la segunda parte de la Sinfonía Turangalila de Olivier Messiaen.

La fama de Messiaen comenzó a salir de Francia después de la guerra gracias al encargo que recibió de Serge Koussevitzky para la Sinfónica de Boston en junio de 1945. El hito que resultó de esto fue la sinfonía Turangalila que tuvo su estreno en diciembre de 1949 bajo la dirección de Leonard Bernstein.

En esta extravagante y enorme partitura en diez movimientos, Messiaen creó un mundo sonoro surrealista y caleidoscópico como nunca antes se había escuchado, con un piano dominando a una extensa orquesta que no sólo incluye ondas Martenot, sino también un contundente y variado aparato percusivo tratado de manera ingeniosa y novedosa.

Debemos recordar que Turangalila es una palabra sánscrita que puede significar canción de amor, fuerza vital o el juego de la creación, el ritmo y el movimiento, mientras que la sinfonía fue una declaración de amor para Yvonne Loriod que representó el amor carnal e idealista permeado por la leyenda de Tristán e Isolda.

La sinfonía Turangalila está construida a partir de íconos melódicos, que simbolizan una unión entre dos entidades, y cuatro temas cíclicos que recorren sus diez movimientos: el tema “estatua” masculino, el tema “flor” femenino, el tema “amor” y el cuarto tema, sin nombre, que consiste de una cadena de acordes.

Completando la audición de la sinfonía Turangalila tenemos las secciones que se titulan Jardín del sueño del amor, Turangalila 2, Desarrollo del amor, Turangalila 3 y Final. La interpretan Yvonne Loriod en piano, Jeanne Loriod en ondas Martenot y la Orquesta de la Ópera Bastilla que dirige Myung-Whun Chung.

La opulencia y los excesos de la sinfonía Turangalila marcaron el final de una etapa del estilo de Messiaen. Después de ella el autor se enfocó por varios años en obras menos extensas, expandió sus horizontes rítmicos y sonoros a mundos incluso más extraños y desconocidos, así como se convirtió en una figura esencial en la enseñanza.

En todo caso, hubo un aspecto de su estilo que se mantuvo hasta el final de su carrera y fue la expresión tan personal de su fe religiosa en partituras que no fueron concebidas para la iglesia o el culto, un aspecto que apareció por primera vez en 1930 en su primera obra orquestal famosa, Las Ofrendas Olvidadas.

Recordamos esta temprana creación de Messiaen con la Orquesta de la Ópera Bastilla que dirige Myung-Whun Chung.

Comentarios