*
Estás leyendo: Simon Rattle dirige Benjamin Britten
Simon Rattle dirige Benjamin Britten
Archivo Maestro

Simon Rattle dirige Benjamin Britten


Por: - 1 de junio de 2017

Presentamos los ciclos Serenade y Nocturne

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Serenade Op.31 (1943) Ian Bostridge, Radek Baborak, Filarmónica Berlín (24.00)
Nocturne Op.60 (1958) Ian Bostridge, Filarmónica Berlín (28.10)

Los tres años que estuvo en Norteamérica le permitieron a Britten madurar como artista y persona, así como encontrar un cierto nivel de aceptación entre otros y consigo mismo respecto a su orientación sexual, a pesar de que seguiría manteniendo algunos signos de vergüenza.

La creciente insatisfacción de Britten con la vida norteamericana pronto se hizo patente. En una carta escribió “Estados Unidos tiene todos los errores de Europa aunque ninguna de sus atracciones”, y un artículo sobre el poeta Crabbe no sólo inspiró la creación de su ópera Peter Grimes, sino que se convirtió en el estímulo para retornar a casa.

En el viaje de vuelta, y durante los primeros meses en su país, Britten completó diversas partituras vocales, como Hymn to Saint Cecilia, A Ceremony of Carols y Serenade, que marcaron su redefinición de la tradición y el foclore británicos, así como el reencuentro con la lengua inglesa.

Con Serenade para tenor, corno y cuerdas completada en 1943, inventó un nuevo tipo de estilo pastoril sombrío, donde ya no tiene cabida aquella Inglaterra ideal descrita por los autores inspirados en el folclore. Más bien explora el lado más oscuro de la experiencia medieval y la poesía de autores como Blake, Tennyson o Keats.

Desde el Prólogo para corno solo, que aprovecha los armónicos naturales, hasta aquella musicalización de Keats que anticipa el retorno final del corno, esta vez desde fuera del escenario, Serenade es un viaje por la noche y los sueños, acompañado por una música de prodigiosa inventiva y espontánea elocuencia.

Prólogo, Pastoral, Nocturno, Elegía, Lamento, Himno, Soneto y Epílogo son los títulos de Serenade Op.31 con el tenor Ian Bostridge y el cornista Radek Baborak.

Una nueva serie de canciones apareció en 1958, como un complemento para Serenade y que también alude a la noche pero en sus dualidades entre descanso e inquietud, sueño y pesadilla, sanadora mágica y provocadora de terrores. Los poetas seleccionados fueron: Shelley, Tennyson, Coleridge, Middleton, Wordsworth, Owen, Keats y Shakespeare.

La orquesta de cuerdas vuelve a ser el soporte principal del acompañamiento pero cada uno de los poemas usa un instrumento solista (fagot, arpa, corno, timbales, corno inglés, flauta y clarinete, respectivamente), reuniéndose todos en el clímax emotivo de la obra, el Soneto 43 de Shakespeare que la cierra.

Los títulos de los poemas son: Dormí en los labios de un poeta, Bajo los truenos de una profundidad superior, Rodeada por un lazo de hojas, La campana de medianoche suena, Cuando me acosté esa noche, Ella duerme sobre suaves suspiros, Qué es más gentil que un viento en verano y Cuando más guiño mis ojos ven mejor.

Nocturne Op.60 por Ian Bostridge, la Filarmónica de Berlín y Simon Rattle.

Comentarios