*
Estás leyendo: Siglo XXI – Krzysztof Penderecki
Siglo XXI – Krzysztof Penderecki
Siglo XXI

Siglo XXI – Krzysztof Penderecki


Por: - 7 de junio de 2013
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

 

Viernes 7 de junio

Obras de Krzysztof Penderecki

Kosmogonia (1970) Coro y Orquesta Filarmónica Varsovia / Antoni Wit (18.30)
Canticum Canticorum Salomonis (1973) Coro y Filarmónica Varsovia / Wit (19.05)
Canción del Querubín (1986) Coro Filarmónico Varsovia / Wit (6.35)
Himno a San Adalberto (1997) Coro y Filarmónica Varsovia / Wit (5.50)

Presentamos música coral de Krzysztof Penderecki.

Recordemos que este compositor polaco, nacido en 1933, causó impacto en la década de 1960 con una música que mezclaba modernidad y vanguardia con mucha expresividad y ricas exploraciones sonoras. Sin embargo, durante la década de 1970 su lenguaje retornó poco a poco a la tradición y Penderecki desarrolló una particular unión de romanticismo con algunas de las técnicas y sonoridades que le habían hecho famoso.

Las cuatro obras de este disco muestran la diferencia estética entre ambos momentos en la carrera de Penderecki y la más “antigua” de estas obras es Kosmogonia, una partitura escrita en 1970 para los 25 años de las Naciones Unidas. Tiene textos que abarcan desde Sófocles y Ovidio hasta las primeras exploraciones espaciales en un intento para evocar temas universales que han preocupado al hombre durante toda su historia.

Kosmogonia es interpretada por la soprano Olga Pasichnyk, el tenor Rafal Bartminski y el bajo Tomasz Konieczny con el coro y la filarmónica de Varsovia. Dirige Antoni Wit.

Canticum Canticorum Salomonis data de 1973 y se estrenó ese mismo año en Lisboa. El texto proviene del Cantar de los Cantares y la música borra los límites entre lo religioso y lo secular, que eran mucho más marcados en las anteriores obras del autor. Asimismo, se trata de una de las últimas manifestaciones del estilo modernista de Penderecki, en su escritura tanto coral como instrumental.

Canticum Canticorum Salomonis por el coro y la filarmónica de Varsovia y Antoni Wit.

La Canción del Querubín fue compuesta en 1986 sobre un texto de la liturgia ortodoxa y su música es austera e introspectiva. Entretanto, el Himno a San Adalberto data de 1997 y homenajea al obispo de Praga que en el siglo VIII murió como mártir mientras trataba de convertir a los pueblos bálticos. Es una partitura de grandes sonoridades con bronces, maderas y campanas que refuerzan su carácter conmemorativo.

Canción del Querubín e Himno a San Adalberto con Antoni Wit dirigiendo al coro y la filarmónica de Varsovia.

 

Comentarios