*
Estás leyendo: Siglo XXI – György Ligeti (4)
Siglo XXI – György Ligeti (4)
Siglo XXI

Siglo XXI – György Ligeti (4)


Por: - 13 de julio de 2013
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

 

Obras de György Ligeti (programa 4)

San Francisco Polyphony (1973-74) (13.00)
Doble Concierto (1972) (16.20)
Concierto para piano (1985-88) (23.30)

A fines de la década de 1960, el estilo de Ligeti inició una expansión gracias a una serie de viajes y creciente interés en otras realidades musicales. Entre 1969 y 1973 trabajó en Berlín, en 1972 fue profesor visitante en la universidad de Stanford y en 1973 aceptó un puesto permanente en Hamburgo. Mientras estaba en California no sólo conoció la obra de Partch, Nancarrow, Reich y Riley, también recibió un encargo de la sinfónica de San Francisco que condujo a la creación de San Francisco Polyphony entre 1973 y 1974.

Esta partitura culminó aquel recorrido por los complejos cromáticos que Ligeti inició en Apariciones y expandió en Atmósferas, el Concierto para Cello, Lontano, Melodien y el Doble Concierto. El cambio paulatino y la continuidad abren paso a una mayor gama de contrastes dramáticos y variedad timbrística, así como a una intrincada red de siluetas y contornos melódicos y rítmicos donde la influencia de los compositores “repetitivos” no deja de ser importante.

San Francisco Polyphony con la Filarmónica de Berlín que dirige Jonathan Nott.

Los experimentos de Partch, Nancarrow, Reich y Riley fueron explorados por Ligeti en una época en que eran rechazados y denostados por muchos europeos vanguardistas. En el Doble Concierto de 1972 exploró las afinaciones microtonales, “efecto Partch” como lo llamó, donde las irregularidades no emergen de cuartos de tono sino de fluctuaciones de altura en la flauta y el oboe gracias a técnicas especiales de ejecución que realzan las diferencias implícitas entre una columna de aire en vibración y una caña vibradora.

Doble Concierto con Heinz Holliger, Jacques Zoon y el Asko-Schoenberg Ensemble que dirige Reinbert de Leeuw.

La exposición de Ligeti a la música de los autores estadounidenses no sólo afectó varias obras del autor hasta 1976, sino que indujo un periodo de crisis artística y una búsqueda de renovación que se extendió por unos seis años. La solución apareció en 1985, con los primeros estudios y los esbozos iniciales del concierto para piano, y ella provino de tres fuentes principales: la investigación de música no europea, la gráfica computacional y el reconocimiento de que había alternativas a la tonalidad y la atonalidad.

El concierto para piano fue terminado en 1988 y expandió la nueva complejidad métrica y contrapuntística de los estudios. La estructura se basó en una novedosa técnica rítmica que Ligeti concibió después de encontrar una serie de patrones rítmicos artificiales en su acuciosa investigación de la música africana y caribeña. Al mismo tiempo, la armonía y la melodía adoptaron una nueva riqueza expresiva, no sólo por la influencia de jazzistas como Monk o Evans, sino también por ecos modales de Debussy, Bartok y Chopin.

Vivace molto ritmico e preciso, lento e deserto, vivace cantabile, allegro risoluto molto ritmico y presto luminoso son los movimientos del Concierto para Piano que interpretan Pierre-Laurent Aimard y el Asko Ensemble que dirige Reinbert de Leeuw.

Comentarios