*
Estás leyendo: Quinteto Op.81 y otras obras de Dvorak
Quinteto Op.81 y otras obras de Dvorak
Archivo Maestro

Quinteto Op.81 y otras obras de Dvorak


Por: - 1 de abril de 2018

Tercer programa con música de cámara de Dvorak.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Música de cámara de Antonín Dvorak

Miércoles 14 de marzo

Quinteto para piano y cuerdas Op.81 (Firkusny, Juilliard) (37.10)
Terzetto para cuerdas Op.74 (Miembros Cuarteto Panocha) (19.20)
Piezas Románticas para violín y piano Op.75 (Marwood, Tomes) (13.20)
Cipreses para cuerdas (Cuarteto Emerson) (33.00)

1884 marcó un momento clave en la carrera del compositor checo, gracias al éxito de su primera visita a Londres. Mientras la situación política estaba afectando la recepción de sus obras en Alemania y Austria, el público inglés apreciaba su arte y Dvorak trabajaba tranquilo en sus encargos británicos sin temer que el uso de temáticas checas sufriera de prejuicios antes de que las partituras fueran escuchadas.

El tiempo demandado por esos encargos hizo que Dvorak dejara de escribir partituras de cámara por unos años y recién en 1887 retomó este ámbito con el Quinteto para piano y cuerdas Op.81, el Terzetto y las Miniaturas para cuerdas. El quinteto retomó al estilo del autor de fines de la década anterior con su variedad melódica, vitalidad rítmica, colorido nacional y estructuras formales equilibradas.

Quinteto en la mayor Op.81 por el pianista Rudolf Firkusny y Cuarteto Juilliard: Robert Mann y Earl Carlyss en violines, Samuel Rhodes en viola y Joel Krosnick en cello.

El Terzetto fue escrito rápidamente por Dvorak a comienzos de 1887 y lo compuso para Josef Kruis. Este estudiante de química tomaba clases de violín con Jan Pelikan, que era instrumentista de la Orquesta del Teatro Nacional, y a veces Dvorak se unía a ellos en el rol de violista para interpretar música de cámara. Entonces decidió concebir esta curiosa y no muy fácil partitura para dos violines y viola en sólo siete días.

Terzetto en do mayor por miembros del Cuarteto Panocha: Jiri Panocha, Pavel Zejfart y Miroslav Sehnoutka.

El Terzetto resultó ser muy difícil para Josef Kruis y por esta razón Dvorak compuso de inmediato una obra menos complicada para dos violines y viola. Se llamó Miniaturas, el mismo autor las adaptó para violín y piano en 1887 y Simrock las publicó como Cuatro Piezas Románticas. Además cambió los títulos originales (cavatina, capricho, romance y elegía) por simples indicaciones de tempi.

Piezas Románticas Op.75 por Anthony Marwood en violín y Susan Tomes en piano.

De 1887 también proviene la transcripción para cuerdas de un juvenil ciclo de canciones titulado Cipreses. En 1865 había compuesto este ciclo con dieciocho poemas de Gustav Pfleger Moravsky sobre el tema de la desilusión amorosa y aparentemente esta creación fue afectada por su amor no correspondido por la actriz Josefina Eermakova, la hermana de su futura esposa Anna.

Si bien nunca fueron publicadas, las canciones originales eran importantes para el autor, las citó en algunas obras de la década de 1870 y las revisó en 1888 para editarlas en dos colecciones. Además, en 1887 adaptó doce para cuarteto y las llamó Ecos de Canciones. El título Cipreses, que alude al árbol con connotaciones fúnebres, fue restaurado cuando apareció la primera publicación auténtica del ciclo en 1957.

Para concretar esta reminiscencia de emociones juveniles, permeada por la tranquilidad de la madurez, Dvorak seleccionó doce canciones e intentó mantener la mayor fidelidad posible a los originales al reescribirlas. En el proceso, asignó las melodías principales al primer violín o la viola, agregó algunos detalles de acompañamiento y, en ciertos casos, extendió su longitud.

Cipreses con el Cuarteto Emerson.

Comentarios