*
Estás leyendo: Obras de Verdi, Poulenc y Haydn
Obras de Verdi, Poulenc y Haydn
Archivo Maestro

Obras de Verdi, Poulenc y Haydn


Por: - 3 de abril de 2018

Cuarto programa en torno al Stabat Mater.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Jueves 29 de marzo

Giuseppe Verdi
Stabat Mater (1898)
Coro Monteverdi, Orquesta Revolucionaria y Romántica / John Eliot Gardiner (12.00)

Francis Poulenc
Stabat Mater (1950)
Kathleen Battle, Coro Festival Tanglewood, Sinfónica Boston / Seiji Ozawa (28.35)

Joseph Haydn
Stabat Mater (1767)
Solistas, The English Concert / Trevor Pinnock (69.00)

El poema Stabat Mater, escrito probablemente por Jacopone da Todi en el siglo XIII, ha dado origen a uno de los repertorios musicales más extensos y variados a través de siete siglos. En un estudio publicado en 1883, Carl Heinrich Bitter describió unas cien obras, mientras que en su tesis doctoral aparecida en 1992, Jürgen Blume contabilizó al menos cuatrocientas partituras desde el renacimiento hasta esa época.

Entre las principales partituras del siglo XIX que utilizaron el poema Stabat Mater están aquellas de Rossini, Dvorak y Verdi. Mientras Rossini y Dvorak produjeron extensas y contundentes obras, Verdi concibió una versión concisa influida por el interés tardío del autor en la música de Palestrina. Este Stabat Mater fue incluido dentro del ciclo llamado Cuatro Piezas Sacras publicado en 1898.

Interpretan el Coro Monteverdi y la Orquesta Revolucionaria y Romántica dirigidos por John Eliot Gardiner.

De la veintena de Stabat Mater escrita durante el siglo XX, algunos han logrado un sitial en el repertorio, como es el caso del aporte de Francis Poulenc compuesto en 1950. Aún cuando la idea original del autor era escribir un réquiem para su amigo Christian Bérard, una visita al santuario de la Virgen Negra de Rocamadour le hizo cambiar el proyecto y concebir una partitura basada en el poema medieval.

Sin embargo, el Stabat Mater de Poulenc también reflejó la salida de una profunda crisis creativa, justo antes de trabajar en la ópera Diálogos de Carmelitas. Una vez completado el Stabat Mater, el autor sintió la confianza suficiente para enfrentar un formato a mayor escala del que había abordado en décadas anteriores, más aún con el éxito que obtuvo la partitura religiosa después de su estreno en 1951 en el Festival de Estrasburgo.

Versión de la soprano Kathleen Battle, Coro del Festival de Tanglewood y Sinfónica de Boston dirigidos por Seiji Ozawa.

El Stabat Mater no fue uno de los himnos preferidos por los clásicos y la única partitura relevante del periodo fue escrita por Joseph Haydn en 1767. Entonces estaba asumiendo como kapellmeister del príncipe Esterhazy y tomando a su cargo la música instrumental y vocal de la corte, pero el escaso interés del monarca en lo litúrgico llevó a que el autor creara muchas obras sacras por iniciativa propia en esta etapa temprana de su carrera.

A este periodo pertenecen, por ejemplo, las misas a Santa Cecilia, la Santísima Virgen y San Nicolás, así como el masivo, oscuro y tradicional Stabat Mater, que probablemente se inspiró en el Stabat Mater de Pergolesi, que ya era popular en Viena. Sin embargo, el aporte de Haydn resultó ser bastante distinto, menos operático y más ambicioso, y logró éxito mientras el autor vivió.

Interpretan la soprano Patricia Rozario, la mezzosoprano Catherine Robbin, el tenor Anthony Rolfe Johnson, el bajo Cornelius Hauptmann y The English Concert dirigidos por Trevor Pinnock.

Comentarios