*
Estás leyendo: Obras de Pergolesi, Vivaldi y Rossini
79 compartidos Comentarios
Obras de Pergolesi, Vivaldi y Rossini
Archivo Maestro

Obras de Pergolesi, Vivaldi y Rossini


Por: - 3 de abril de 2018

Primer programa en torno al Stabat Mater.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Lunes 26 de marzo

Giovanni Battista Pergolesi
Stabat Mater (1736)
Philippe Jaroussky, Julia Lezhneva, Coro e I Barocchisti / Diego Fasolis (36.10)

Antonio Vivaldi
Stabat Mater R.621 (1712)
Michael Chance, English Concert / Trevor Pinnock (18.50)

Gioacchino Rossini
Stabat Mater (1837)
Solistas, Coro y Orquesta Academia Santa Cecilia / Antonio Pappano (58.00)

Este poema es atribuido a Inocencio III y a Jacopone da Todi, un monje franciscano que murió en 1306. Aunque aparece en misales europeos desde el siglo XV, época en la que también se le asignó un canto llano, el himno fue adoptado de manera oficial durante el papado de Benedicto XIII, en el año 1727, para ser utilizado en la misa que corresponde al día de los Siete Dolores de la Virgen María.

Entre las musicalizaciones más famosas del Stabat Mater está aquella compuesta por el italiano Giovanni Battista Pergolesi pocos meses antes de fallecer a la temprana edad de 26 años en 1736. La partitura fue encargada por la orden de los Cavalieri della Vergine dei Dolori de Nápoles para sustituir una obra que Alessandro Scarlatti les había escrito trece años antes.

Aunque Pergolesi modeló su Stabat Mater en el ejemplo de su ilustre predecesor, con la misma configuración de dos voces solistas y continuo, sin coro, cambió por completo la estructura y expandió su rango expresivo, incorporando mayores ornamentaciones y una gama de novedosos medios expresivos provenientes de la ópera. De hecho, el autor tuvo sus mayores éxitos en la ópera durante su corta carrera.

Interpretan Philippe Jaroussky, Julia Lezhneva, el Coro y el Conjunto I Barocchisti dirigidos por Diego Fasolis.

Mientras el stile antico afectó a la mayoría de las versiones polifónicas del Stabat Mater escritas sobre todo en Roma hasta mediados del siglo XVIII, el stile moderno se impuso entre las partituras de cámara para una o dos voces, sin coro, concebidas fuera de Roma en el mismo periodo. Los aportes de Antonio Vivaldi y Alessandro Scarlatti pertenecen a la segunda tendencia.

En el caso de Vivaldi, más prolífico y famoso en el terreno instrumental, su versión del Stabat Mater aparece entre las cincuenta obras vocales que se le conocen actualmente y es una de las primeras a las que se les puede asignar una fecha. Fue compuesto para ser cantado el día de los Siete Lamentos de la Virgen María, el 18 de marzo de 1712, en la iglesia de la Orden del Oratorio en Brescia.

Stabat Mater R.621 con el contratenor Michael Chance y el English Concert que dirige Trevor Pinnock.

Durante el siglo XIX, los Stabat Mater fueron concebidos más para la sala de conciertos que para uso litúrgico. El mejor ejemplo de esto es la obra de Gioacchino Rossini que se mueve entre impresionantes secciones corales y arias decididamente operáticas. Además no fue estrenado es una iglesia sino en la Salle Ventadour de París en 1842, algo que sin embargo no impidió que la obra lograra un éxito inmediato y lo siga teniendo.

Curiosamente, Rossini comenzó a componer el Stabat Mater en 1831 por encargo de un sacerdote español, pero completó solamente dos tercios de la partitura y delegó el resto a Giovanni Tadolini. Así se interpretó en Madrid el viernes santo de 1833, pero después de la muerte del sacerdote, el manuscrito fue vendido. Rossini lo recuperó y completó lo que no había escrito antes, produciendo la versión definitiva que se conoció en 1842.

Este Stabat Mater es interpretado por la soprano Anna Netrebko, la mezzosoprano Joyce DiDonato, el tenor Lawrence Brownlee y el bajo Ildebrando d’Arcangelo, más el Coro y la Orquesta de la Academia Nacional de Santa Cecilia de Roma. La dirección general es de Antonio Pappano.

Comentarios