*
Estás leyendo: Obras de Boccherini, Steffani y Scarlatti
Obras de Boccherini, Steffani y Scarlatti
Archivo Maestro

Obras de Boccherini, Steffani y Scarlatti


Por: - 3 de abril de 2018

Tercer programa en torno al Stabat Mater.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Miércoles 28 de marzo

Luigi Boccherini
Stabat Mater (1781)
Agnes Mellon, Ensemble 415 (42.30)

Agostino Steffani
Stabat Mater (1727)
Solistas, Coro e I Barocchisti / Diego Fasolis (25.10)

Alessandro Scarlatti
Stabat Mater (1723)
Gemma Bertagnolli, Sara Mingardo, Concerto Italiano / Rinaldo Alessandrini (41.20)

Las versiones musicales del Stabat Mater alcanzaron prominencia en los siglos XVIII y XIX, con más de cien partituras, siendo los compositores italianos quienes realizaron la mayor cantidad de aportes a este ámbito. Entre ellos sobresalen Alessandro y Domenico Scarlatti, Vivaldi, Caldara, Pergolesi, Caldara, Astorga, Steffani, Boccherini, Bononcini y Tartini.

Luigi Boccherini, quien vivió entre 1743 y 1805, desarrolló parte importante de su labor en España. Desde 1770 trabajó en Madrid al servicio del Infante Don Luis, hermano del Rey de España, pero su música ganó fama en Francia, Austria y Alemania. Contribuyó a la música instrumental con unas cuatrocientas obras, mientras que en lo vocal solamente compuso dos óperas, dos oratorios, tres cantatas y una docena de arias de concierto.

Entre estas partituras aparece su Stabat Mater, compuesto en 1781 para una celebración litúrgica realizada en el Palacio de la Mosquera. Entonces lo concibió para voz solista y quinteto de cuerdas, pero él mismo lo expandió para voces y orquesta en 1801. Emplea la melancólica tonalidad de fa menor y su música combina elementos operáticos con la alternancia de intimidad, ternura y súplica.

Tenemos la versión original de este Stabat Mater con la soprano Agnes Mellon junto al Ensemble 415 que integran Chiara Banchini y Enrico Gatti en violines, Emilio Moreno en viola y Roel Dieltiens y Hendrike ter Brugge en cellos.

Seguimos con otro italiano, Agostino Steffani, sacerdote, compositor y diplomático que nació en 1654, trabajó para el Elector de Baviera y en Hanover, fue rector y canciller de la Universidad de Heidelberg y falleció en Frankfurt en 1728. Aunque realizó su aporte más importante en la cantata del tipo secular, fue el responsable de introducir elementos italianos y franceses en Alemania, sobre todo en el ámbito operático.

Se sabe que Steffani fue un excelente lingüista y cantante, por lo que toda su creación se caracteriza por el virtuosismo, una particular sensibilidad a la palabra y una excepcional capacidad para expresar emociones. Estos aspectos también se filtran en su música sacra y se combinan con el fervor religioso en el Stabat Mater que compuso probablemente en 1728.

Escuchemos al contratenor Franco Fagioli, la mezzosoprano Cecilia Bartoli, los tenores Daniel Behle y Julian Pregardien, el bajo Salvo Vitale, el Coro de la Radiotelevisión de Suiza y el conjunto I Barocchisti dirigidos por Diego Fasolis.

Otro famoso Stabat Mater del siglo XVIII fue creado por Alessandro Scarlatti, un autor que concentró casi toda su energía en lo vocal: escribió unas 600 cantatas, 150 oratorios y 115 óperas. Su único Stabat Mater habría sido escrito en 1723 por encargo de la orden Cavalieri della Vergine dei Dolori, entidad napolitana que interpretaba un Stabat Mater en honor a la Virgen en la época de Cuaresma.

Se dice que la orden religiosa no tenía mucho dinero y por esta razón la obra de Scarlatti fue concebida para pocos recursos, sólo dos cantantes, dos violines, cello y órgano. Pero la partitura fue interpretada por varios años, al menos hasta que la entidad le encargó un reemplazo a Pergolesi un reemplazo, el que fue modelado en el aporte de Scarlatti, casi para los mismos recursos, pero que resultó ser mucho más famoso.

Interpretan la soprano Gemma Bertagnolli y la contralto Sara Mingardo con el Concerto Italiano que dirige Rinaldo Alessandrini.

Comentarios