*
Estás leyendo: Obras de Aldo Clementi
Obras de Aldo Clementi
Siglo XXI

Obras de Aldo Clementi


Por: - 15 de agosto de 2019

A las 24 horas recordamos a este compositor italiano

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Jueves 15 de agosto – 24 horas

… im Himmelreich (1993) Ives Ensemble (10.10)
Concerto (1986) Giancarlo Cardini, Gruppo Musica Contemporanea di Firenze / Mario Ruffini (18.20)
The Plaint (1992) Elision Ensemble / Carl Rosman (16.20)
Madrigal (1979) Ives Ensemble (8.20)

Recordamos al compositor italiano Aldo Clementi, quien vivió entre 1925 y 2011.

Clementi estudió con Alfredo Sangiorgi y Goffredo Petrassi, asistió a los cursos de Darmstadt desde 1955 hasta 1962 y colaboró con Maderna en el Studio di Fonologia Musicale de Milán en ese mismo periodo. Clementi enseñó teoría musical en la Universidad de Bolonia entre 1971 y 1992, fue miembro fundador de la Asociación Nuova Consonanza y en 2006 fue nombrado director honorario del Instituto Superior Vincenzo Bellini de Catania.

Comencemos con la obra Im Himmelreich de 1993 interpretada por el Ives Ensemble: Arnold Marinissen en percusión y celesta, John Snijders en piano, Rik Andriessen en flautas, Esther Probst en oboe, Hans Petra en clarinete, Marco Blaauw en trompeta, Josje ter Haar en violín, Ruben Sanderse en viola y Job ter Haar en cello.

Influido por la pintura abstracta y Webern, desarrolló un estilo complejo y denso basado en la proliferación de células musicales, el contrapunto cromático y el canon. Su música pareciera no tener comienzo ni fin, sino tener una cualidad implícitamente eterna, como si estuviera en constante rotación. Y a pesar de su naturaleza condensada y minimalista, la música de Clementi es sorprendentemente variada gracias a la consistencia técnica y la atención meticulosa en la textura, el timbre y la percepción.

Continuamos con el Concierto para piano y catorce instrumentos escrito en 1986 a cargo de Giancaro Cardini y el Grupo Música Contemporánea de Florencia dirigido por Mario Ruffini.

La carrera de Clementi, al igual que la de otros compositores italianos de su generación, fue eclipsada por el éxito internacional de Berio, Maderna, Nono o Donatoni, por lo que gran parte de su creación quedó circunscrita al medio italiano. Tampoco es numerosa la discografía actual dedicada a Clementi y las escasas producciones que existen han sido grabadas por los conjuntos Ives, Elision, Caput o Música Contemporánea de Firenze, el flautista Roberto Fabbriciani y los guitarristas Magnus Andersson y Geoffrey Morris.

Una característica importante del estilo de Clementi ha sido el empleo de materiales de otros autores, material casi imposible de identificar gracias a la sorprendente técnica de proliferación desarrollada por el autor. En The Plaint, una partitura escrita en 1992 para el Elision Ensemble de Australia, el autor toma una frase del famoso lamento “O let me weep”, que aparece en The Fairy Queen de Henry Purcell, y la somete a deconstrucción, repetición, cánones, ecos y minimalismo estático.

The Plaint con Deborah Kayser y el Elision Ensemble que dirige Carl Rosman.

Clementi compuso unas 150 obras en todos los géneros musicales. Las primeras fueron estrenadas en Darmstadt, dos partituras ganaron premios de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea y una serie importante de creaciones resultó de su trabajo en el Studio di Fonologia Musicale de Milán. De sus óperas, Es fue estrenada en La Fenice en 1981, Carillon se presentó en La Scala en 1996 e Interludi obtuvo el premio Abbiati en 1992.

Completamos este programa con la obra Madrigale de 1979 interpretada por el Ives Ensemble: Arnold Marinissen en percusión y celesta, John Snijders y Reinier van Houdt en pianos.

Comentarios