*
Estás leyendo: Siglo XXI – Winnipeg, Música y Exilio
Siglo XXI – Winnipeg, Música y Exilio
Siglo XXI

Siglo XXI – Winnipeg, Música y Exilio


Por: - 16 de julio de 2013
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

 

Martes 16 de julio

Ensemble Iberoamericano

Ramón Gorigoitía – Winnipeg (2010) (20.20)
Xavier Benguerel – Fantasía Dramática (2010) (16.35)
Fernando García – Nace la Aurora (1978) (8.20)

 

Estrenamos el disco “Winnipeg, Música y Exilio” que acaba de ser editado este año por el sello Genuin de Alemania y que grabó el Ensemble Iberoamericano en Weimar.

Recordemos que Winnipeg fue el barco que arribó a Valparaíso en 1939, con unos 2000 refugiados españoles, gracias a la gestión de Pablo Neruda como cónsul en París para la emigración española. Había vivido en España y entablado importantes amistades, luego manifestó su apoyo a los republicanos organizando eventos públicos en Francia y Chile, así como editando “España en el Corazón” en 1937. El Winnipeg traía obreros, técnicos, artistas e intelectuales que harían un aporte significativa a la cultura y sociedad chilenas.

El chileno Ramón Gorigoitía, residente en Colonia hace tres décadas, compuso una obra titulada Winnipeg por encargo de la Asociación de Música Iberoamericana en 2010, una partitura que incluye grabaciones con las voces de Neruda y Rafael Alberti, recitando su poesía, y canciones de protesta y republicanas en las que García Lorca toca piano. En la primera parte aparecen fragmentos de “Explico algunas cosas” y una voz que representa al poeta se funde con las voces de dos mujeres que recuerdan su vida en Madrid.

Después de los ruidos de la guerra, Pedro Ezquerro y su amigo Bruno Vals, un pasajero que murió a bordo, intentan convencer a Neruda de las habilidades que poseen, para ser llevados a Chile, aún cuando se trata de un país totalmente extraño para ellos. El inicio del viaje lo representa un clarinete bajo. Luego, y mientras los instrumentos decaen, se declaman los nombres de los pasajeros del Winnipeg, pero frente la incertidumbre de la travesía por el oceáno, el final de la partitura queda abierto.

Intervienen la soprano Natasha López, la mezzosoprano Carolina Krogius y el narrador Gonzalo Simonetti.

Seguimos con Fantasía Dramática para piano e instrumentos, obra escrita en 2010 por el español Xavier Benguerel, un compositor que nació en 1931 y escapó con su familia en 1940. Llegó a Argentina y se estableció finalmente en Chile. Comenzó sus estudios con Juan Orrego Salas, en 1953 se estrenó una obra suya en el Conservatorio Nacional y un año después retornó a España, donde terminó su formación y se convirtió en uno de los miembros de la llamada Generación de 1951.

Interviene el pianista Sergio Pontes.

Otro alumno de Orrego Salas fue el chileno Fernando García, destacado compositor que se exilió en Perú tras el golpe de estado en 1973 y residió en Cuba desde 1979. Retornó, con el término de la dictadura, y se convirtió en profesor en la Universidad de Chile. Su obra Nace la Aurora, escrita en 1978 y estrenada recién en 2010, usa extractos de Canto General de Neruda y proclama “el inicio de una nueva era” a través de una voz soprano y cuarteto de cuerdas.

Interviene la soprano Natasha López.

En este registro realizado en 2012 por el Ensemble Iberoamericano también participaron Elizaveta Birjukova en flauta, Diego Villela en oboe y flauta de pan, Hugo Rodríguez en clarinete, Alejandro Coello Calvo en percusión, Jeannina Gutiérrez y Ute Klemm en violines, Louise Denis-Nesprias en viola, Daniel Gutiérrez en cello, Stefan Dietze en contrabajo y Joan Pagès Valls en la dirección.

 

Comentarios