*
Estás leyendo: The New York Times conversó con Philip Glass por sus 80 años y su sinfonía n°11

Este martes 31 de enero el compositor Philip Glass celebrará sus 80 años en el Carnegie Hall con el estreno mundial de su Sinfonía Nº 11, a cargo de la Orquesta Bruckner de Linz bajo la dirección de Dennis Russell Davies.

Glass es conocido por sus bandas sonoras para “The Truman Show”, “Las Horas”, “Notes on a Scandal” y por óperas experimentales como “Einstein on the Beach”, pero ha sido igualmente prolífico en los géneros más tradicionales la sinfonía y el cuarteto de cuerdas.

The New York Times lo entrevistó vía telefónica por la celebración de sus 8 décadas y este fue el resultado:

“Cuando yo era estudiante, mi primer instrumento fue la flauta, después pasé a la percusión. Como cualquier niño, quería tocar la batería. Tengo una conexión muy fuerte con la escritura de percusión, y que está muy presente en la sinfonía (la número 11). Es casi como una confesión: me gusta mucho este tipo de música”.

Su reputación se basa principalmente en su trabajo en el cine y la ópera. ¿Por qué empezó a escribir sinfonías?

Empecé las sinfonías cuando estaba en mis 50 años, así que sólo he estado escribiendo sinfonías durante los últimos 30 años – que no es tanto tiempo, la verdad -. Yo podría no haber hecho ninguna sinfonía, pero resultó que Dennis Russell Davies estaba interesado en trabajar conmigo y más o menos encargó todas las sinfonías, a excepción de la Nº 7.

¿Usted era supersticioso sobre la llamada maldición de la Novena, el mito de que los compositores mueren después de escribir sus sinfonías número 9?

Cuando terminé Nº 9, Dennis se burlaba de mí: “¿Es esta la última?” De inmediato escribí la N°10 ¡inmediatamente! Y lo hice en seis semanas.

La entrevista completa la puedes leer aquí.

Foto: Rolling Stone

 

Comentarios


Artículos Relacionados