Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Obras de Bruno Maderna
10 compartidos Comentarios
Obras de Bruno Maderna
Siglo XXI

Obras de Bruno Maderna


Por: - 17 de noviembre de 2017

A las 24 horas recordamos también las obras Aura y Biogramma del autor italiano

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Viernes 17 de noviembre – 24 horas

Obras de Bruno Maderna

Venetian Journal (1972) Fabio Buonocore, Divertimento Ensemble / Sandro Gorli (19.30)
Aura y Biogramma (1971-72) Sinfónica NDR / Giuseppe Sinopoli (31.00)

Este compositor y director italiano que nació en 1920, fue uno de los pilares de la nueva música, al lado de colegas como Stockhausen, Berio y Nono. También fundó con Berio uno de los primeros estudios destinados específicamente a la creación electrónica en su país y dirigió a importantes orquestas y agrupaciones, siendo responsable del estreno de numerosas obras en Alemania, Holanda y otros países.

De 1972 es Venetian Journal, una cantata para tenor, cinta y dieciséis instrumentistas. El libreto pertenece al estadounidense Jonathan Levy y es un monólogo protagonizado por James Boswell, un inglés del siglo XIX que registró su pasión por los viajes y la buena vida en numerosos escritos. En este caso, Boswell está en Venecia y reflexiona sobre el amor, la antigüedad, la ópera, las tentaciones y la moral.

La partitura alterna, de manera irreverente, material musical de épocas y estilos diversos junto con citas del belcanto Ravel, Haydn, Mozart y de una pieza electrónica del propio Maderna llamada Le Rire. Este viaje pirotécnico, impredecible, transgresor y azaroso es reforzado por las indicaciones aleatorias que el compositor propone para ciertos pasajes instrumentales dentro de la partitura.

La versión que presentamos tiene al tenor Fabio Buonocore y al Divertimento Ensemble dirigidos por Sandro Gorli.

Maderna murió tempranamente en 1973 y dos de sus últimas obras orquestales nacieron de encargos. En 1972 completó Aura, para los ochenta años de la Sinfónica de Chicago. A su combinación de notación exacta y aleatoriedad, la partitura suma un tratamiento de los timbres que evoca al impresionismo y un manejo de la expresividad que recuerda en algunos momentos a Alban Berg.

También en 1972 completó Biogramma, esta vez por encargo de la Eastmann School of Music para el cincuentenario de la Universidad de Rochester. Mientras las cuerdas están divididas en dos grupos similares para resaltar el diálogo antifonal y espacial, un nutrido conjunto de instrumentos de percusión se enfoca en la exploración de una gama notable de colores.

Aura y Biogramma con la Sinfónica NDR dirigida por Giuseppe Sinopoli.

Tags

Comentarios


Artículos Relacionados