Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Suites Españolas de Isaac Albéniz
Suites Españolas de Isaac Albéniz
Archivo Maestro

Suites Españolas de Isaac Albéniz


Por: - 16 de febrero de 2017
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Suite Española N°1 (Guillermo González) (40.00)

Suite Española N°2 (Guillermo González) (11.00)

Después de realizar veinte conciertos en la Exposición Universal de Barcelona en 1888, gracias al auspicio de la firma francesa de pianos Erard, Albéniz acrecentó su fama en la escena española y recibió invitaciones para actuar en París y en Londres en 1889. Inició entonces una estadía de cuatro años en la capital inglesa y ahí expandió su actividad a la música de cámara y la dirección orquestal.

Justo antes de viajar a Londres, el autor compuso los primeros números de una obra que marcó la culminación de su primera madurez estilística, la Suite Española, que comenzó en 1886 y terminó en 1898. Si bien la idea era evocar regiones o ciudades a través de su música, los títulos de algunas piezas no siempre aluden al lugar que representan, ya que antes aparecieron por separado o en otras colecciones e incluso con nombres distintos.

Guillermo González interpreta la versión definitiva de la Suite Española que comprende ocho obras: Granada (serenata), Cataluña (corranda), Sevilla (sevillanas), Cádiz (saeta), Asturias (leyenda), Aragón (fantasía), Castilla (seguidillas) y Cuba (capricho).

Fue en Londres que Albéniz recibió su primer encargo operático, The Magic Opal, cuyo estreno se realizó ahí en 1893, y se asoció con Francis Money-Coutts, banquero, además de poeta y dramaturgo amateur, con quien colaboró en otras tres óperas: Henry Clifford y Pepita Jiménez, estrenadas en Barcelona en 1895 y 1896, y Merlín, la primera y única obra que completó de una trilogía sobre el Rey Arturo y que no se estrenó hasta 1950.

Otra partitura que antecedió su primera gira por Francia e Inglaterra en 1889 fue la Suite Española N°2, compuesta ese mismo año y que curiosamente contempló sólo dos obras: Zaragoza es la primera y se inspira en la jota, Sevilla es la segunda y se basa en motivos andaluces. Sin embargo, esta última no tiene relación con aquella pieza homónima de la primera suite.

Esta Suite Española N°2 también es interpretada por Guillermo González.

Comentarios