*
Estás leyendo: Stress y Quatorze Stations de Marius Constant
Stress y Quatorze Stations de Marius Constant
Siglo XXI

Stress y Quatorze Stations de Marius Constant


Por: - 6 de febrero de 2018

A las 24 horas recordamos a este compositor y director rumano-francés en Siglo XXI

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Martes 6 de febrero – 24 horas

Obras de Marius Constant

Quatorze Stations (1970) Sylvio Gualda, Ensemble Ars Nova / Marius Constant
Stress (1977) Trio Martial Solal, Ensemble Ars Nova / Marius Constant

Recordamos a Marius Constant, destacado compositor, orquestador y director rumano-francés que vivió entre 1925 y 2004.

Después de estudiar con Georges Enesco, Nadia Boulanger, Olivier Messiaen y Arthur Honegger, Constant cofundó y dirigió France-Musique, dirigió los Ballets de París de Roland Petit y la sección de danza de la Opera de París, así como enseñó orquestación en el Conservatorio de París y composición en la Universidad de Stanford.

Sus inicios creativos se caracterizaron por la búsqueda de nuevas posibilidades sonoras a través de nuevas técnicas y combinaciones instrumentales. Esta tendencia, unida a sus intereses en la aleatoriedad, la improvisación y el jazz, encontró cabida en su labor frente al Ensemble Ars Nova, el que fundó en 1963 y dirigió hasta 1971.

Con este conjunto, el primero en Francia en poseer una formación variable y especializarse en la interpretación de música contemporánea, abordó obras de Xenakis, Globokar, Messiaen y otros autores, así como sus propias experiencias con nuevas y originales combinaciones.

Comencemos con la obra Catorce Estaciones para percusionista y seis instrumentos: trombón, guitarra eléctrica, clavecín, violín, viola y cello. Data de 1970 y la interpretan Sylvio Gualda y miembros del Ensemble Ars Nova dirigido por Marius Constant.

Continuamos con una famosa obra que resultó de la colaboración entre Marius Constant y el jazzista Martial Solal. Se llama Stress y fue escrita para trío de jazz, piano, quinteto de bronces y percusión. Se estrenó en 1977 en el Festival de Jazz de Chateauvallon y la grabaron sus destinatarios en 1979.

La partitura plantea un diálogo entre dos compositores que entienden muy bien sus respectivos mundos musicales pero que, al momento de interactuar, pueden encontrarse con elementos de fricción y de conflicto. De este modo resulta una fusión realista que va más allá del simple uso de colores o ritmos jazzísticos.

Interpretan Martial Solal en piano de jazz, Daniel Humair en batería, Cesarius Alvim en contrabajo, miembros del Ensemble Ars Nova en bronces, Silvio Gualda en percusión y Marius Constant en piano concertante y dirección general.

Comentarios