*
Estás leyendo: Obras de Jean Barraqué (tercera parte)
Obras de Jean Barraqué (tercera parte)
Siglo XXI

Obras de Jean Barraqué (tercera parte)


Por: - 21 de diciembre de 2017

A las 24 horas recordamos a este compositor francés fallecido en 1973.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Jueves 21 de diciembre – 24 horas

Concerto (1962-68)
Ernesto Molinari, Klangforum Wien / Sylvain Cambreling (33.35)

Chant après chant (1966)
Claudia Barainsky, Klangforum Wien / Peter Rundel (22.50)

Completamos un mini ciclo de tres programas con música de Jean Barraqué, compositor francés que vivió entre 1928 y 1973.

Después de terminar sus estudios en el conservatorio en 1951, Barraqué destruyó todas sus partituras anteriores e inició una nueva etapa creativa que quedó circunscrita a sólo siete obras. Tres se basaron en “La muerte de Virgilio” de Hermann Bloch, una novela en la que el poeta, en sus últimas horas de vida, enfermo y atormentado, decide destruir Eneida, un impulso que, entre otros temas, expone la naturaleza y la función del arte.

Barraqué la leyó en 1955, de inmediato inició la creación de un ciclo de obras y en 1958 terminó “El tiempo restituido” y en 1959 “Más allá de la casualidad”. Pero la depresión, el alcoholismo y un accidente automovilístico interrumpieron la labor y recién en 1966 apareció la tercera parte. Se tituló “Chant après chant” y redujo a la esencia esa música grandilocuente, furiosa y en constante movimiento presente en las obras anteriores.

Escrita para seis percusionistas, voz y piano, “Chant après Chant” es interpretada por Claudia Barainksy y miembros de Klangforum Wien dirigidos por Peter Rundel.

Aunque Barraqué pudo disfrutar de algunos éxitos públicos hacia el final de su vida, no sólo al participar en varias grabaciones de sus obras, sino también al ofrecer charlas y asistir a algunos estrenos, toda esta actividad afecto aún más su labor creativa, el resto de su ciclo basado en Broch quedó inconcluso y después de terminar un concierto para clarinete en 1968 no volvió a componer.

El concierto es bastante atípico, ya que introduce al solista en medio de una compleja maquinaria orquestal y añade un vibráfono para establecer un nexo entre los seis tríos instrumentales y las seis secuencias que estructuran la partitura. Dentro de la rigurosa escritura serial se incorpora cierta cuota de libertad y una noción de discontinuidad, esta última asociada por Barraqué a la historia del ser humano en el siglo XX.

Interpretan Ernesto Molinari en clarinete, Charlie Fischer en percusión y Klangforum Wien dirigidos por Sylvain Cambreling.

Tags

Comentarios


Artículos Relacionados


Eighth Blackbird

Eighth Blackbird

A las 24 horas presentamos a este conjunto estadounidense en obras de Kellogg,…