*
Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Sequence y Le Temps Restitue de Jean Barraqué
Sequence y Le Temps Restitue de Jean Barraqué
Siglo XXI

Sequence y Le Temps Restitue de Jean Barraqué


Por: - 19 de diciembre de 2017

A las 24 horas recordamos al compositor francés que vivió entre 1928 y 1973.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Martes 19 de diciembre – 24 horas

Obras de Jean Barraqué (primera parte)

Séquence (1950-55)
Rosemary Hardy, Klangforum Wien / Jürg Wyttenbach (19.55)

Le Temps Restitué (1957/58)
Rosemary Hardy, Coro Nova, Klangforum Wien / Sylvain Cambreling (39.25)

Presentamos un ciclo de tres programas dedicado a Jean Barraqué.

Nacido en 1928 y fallecido en 1973, el francés Jean Barraqué desarrolló un estilo único que combinó el serialismo de post-guerra con estructuras de gran amplitud y retórica. Después de estudiar en el Conservatorio de París con Langlais y Messiaen, entre 1948 y 1951, Jean destruyó todo lo que había escrito hasta entonces y completó la Sonata para piano y las tres canciones que se convertirían en Sequence para soprano e instrumentos.

Tras el encuentro de Barraqué con Michel Foucault en 1953, Sequence fue convertida en una especie de ópera invisible sobre poemas de Nietzsche y la instrumentación se amplió para incorporar arpa, violín, cello y mucha percusión. A la vez, el autor intentó moderar el uso de la tonalidad serial y exploró algo similar a la intervención rítmica de Messiaen con la idea de hacer posible una música que cambiara continuamente.

Séquence por Rosemary Hardy y Klangforum Wien dirigidos por Jürg Wyttenbach.

Después de leer “La muerte de Virgilio” de Hermann Broch en 1955, Barraqué decidió embarcarse en un enorme y ambicioso ciclo de obras basado en esta novela. En ella se examina el impulso del artista por destruir lo que ha creado, abarca un extenso rango estético y expone temas como la soledad, el amor, la noche, la muerte, los sueños y, sobre todo, la naturaleza y la función del arte.

La primera obra se tituló “Le temps restitué”, fue terminada en 1957 y revisada en 1968. Su música, grandilocuente y furiosa, en constante movimiento, se enfoca en una noche de angustia y desesperanza en que Virgilio enfrenta lo que ve como el error de su épica. Esta música también es afectada por el salvaje mar bretón que tanto amaba Barraqué y la imagen que él tenía de si mismo como descendiente de Beethoven y de Debussy.

“El tiempo restituido” tiene cinco partes que se titulan La ley y el tiempo, El símbolo de la noche, El portal del terror, El continuo inconcluso y No está sino por error. Interpretan la mezzosoprano Rosemary Hardy, el conjunto vocal Nova y Klangforum Wien dirigidos por Sylvain Cambreling.

Comentarios