Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Miércoles 5 de marzo – Obras de Feldman, Takemitsu, Schat y Nas con la Orquesta Concertgebouw
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Grabaciones en vivo de la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam (3)

Miércoles 5 de marzo

Morton Feldman – Coptic Light (1986) (Peter Eötvös) (21.50)
Toru Takemitsu – A flock descends into… (1977) (John Adams) (11.55)
Peter Schat – Sinfonía N°3 “Gamelán” (1998-99) (Vonk) (13.20)
Mayke Nas – No reason to panic (2006) (Robertson) (6.15)

Continuamos revisando registros en vivo de la Orquesta Concertgebouw de Ámsterdam.

Primero tenemos una obra de Morton Feldman, el notable autor estadounidense influido por la pintura de los abstractos expresionistas neoyorquinos para desarrollar una música superficialmente estática, para muchos un equivalente a Rothko, De Kooning, Guston y Pollock.

Pero Feldman también tuvo una fascinación por los motivos irregulares de las alfombras orientales y Coptic Light, una obra escrita en 1986, se inspiró en antiguos tapices coptos que vio en el Louvre. El juego de la luz y la sombra son esenciales en esta música sutil e inexplícita, agitada a veces por pequeños patrones rítmicos.

La siguiente grabación fue realizada en 1998 con Peter Eötvös en la dirección.

Fallecido casi una década después de Feldman, en 1996, el japonés Toru Takemitsu fue otro compositor que sintió una enorme fascinación por el color instrumental, claramente influido por Debussy y Messiaen, aunque sus referencias extramusicales provinieron del paisaje y la naturaleza.

Buen ejemplo es la partitura A flock descends into the pentagonal garden (Una bandada desciende en un jardín pentagonal), compuesta en 1977 y en que la bandada es ilustrada por el motivo en el oboe, con el que comienza y concluye la obra, mientras que el jardín es retratado por el motivo pentatónico que se desplaza por la orquesta.

También de 1998 es la siguiente versión que dirige John Adams.

Aunque la naturaleza y oriente se unen en la tercera y última sinfonía del holandés Peter Schat, la llamada Sinfonía Gamelán completada en 1999, se trata de un tipo de exotismo distinto en que siete metalófonos de la tradición gamelán de Indonesia determinan tanto el colorido como el desarrollo melódico y armónico de la escritura orquestal occidental.

Esta Sinfonía N°3 Op.45 “Gamelán” fue grabada en 2001 por Hans Vonk.

También proveniente de Holanda, pero con una mirada creativa muy distinta y moderna, la compositora Mayke Nas incorpora frecuentemente un elemento teatral en su música y la obra “No reason to panic” de 2006, concebida para vientos, percusión y contrabajos, causó confusión cuando se estrenó en Ámsterdam

Mientras actuaba la orquesta, el piano de cola en el escenario empezó a levantarse, en el ascensor cuyo piso forma parte del podio, pero una flauta, con alucinantes ostinatos que recordaban la alarma de un camión dando marcha atrás, sirvieron para indicar que “todo está en orden”.

No reason to panic fue conducida por David Robertson en 2008.

Comentarios