*
Estás leyendo: Laborintus II y Canticum Novissimi Testamenti II de Luciano Berio

A las 24 horas presentamos estas dos obras con textos de Edoardo Sanguineti y que tienen a Mike Patton entre sus intérpretes

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Lunes 26 de febrero – 24 horas

Obras de Luciano Berio

Laborintus II (1965) Mike Patton, Coro Cámara Holanda, Ictus Ensemble (32.10)
Canticum Novissimi Testamenti II (1989-93) London Sinfonietta Voices, Rascher Quartet (23.00)

Recordamos dos magistrales obras de Luciano Berio con textos de Edoardo Sanguineti.

La primera es Laborintus II y fue compuesta por encargo de la Radio Nacional Francesa para los setecientos años del nacimiento de Dante Alighieri. De hecho, el libreto emplea textos de Sanguineti, Dante, Ezra Pound, T.S. Eliot, San Isidoro de Sevilla y la Biblia, en torno al luto, el amor, la usura y la sublevación, para configurar una inmersión en el infierno inmortalizado en La Divina Comedia.

La partitura se estrenó en 1965 y dio cuenta de una etapa especial en la carrera de Berio, con su mezcla de sonidos grabados y electrónicos, voces e instrumentos, aleatoriedad y jazz. Entonces trabajaba en los Estados Unidos, participaba en los movimientos sociales y políticos, mientras que sus amplios intereses musicales abarcaban desde Monteverdi hasta Grateful Dead.

La grabación que presentamos se realizó en 2010 en el Festival de Holanda y contó con la participación del famoso y multifacético cantante Mike Patton, voces femeninas del Coro de Cámara de Holanda y el Ictus Ensemble, dirigidos por Georges-Elie Octors.

Berio retornó a las letras de Edoardo Sanguineti en 1989, y de una extensa meditación sobre la muerte, seleccionó algunos pasajes y fragmentos junto a una especie de estribillo estructurando de este modo una canción de gran formato. Para enfatizar la trascendencia y la fuerza de la poesía diseñó una particular combinación vocal e instrumental, con ecos madrigalescos contrastados por cuartetos de saxos y clarinetes.

La partitura se tituló Canticum Novissimi Testamenti II y su contenido fue descrito por el mismo Berio como “una colección de imágenes actuales, sentimientos estereotipados, formas agudas y amargas, invención irónica, parodia y citas que reverberan en una suerte de cámara de eco donde lo cotidiano y lo universal, lo banal y lo especulativo, lo privado y lo político, se funden en una construcción rigurosa y a veces implacable”.

Grabación de 1994 con las London Sinfonietta Voices, los clarinetistas Claude Charles, Claude Desurmont, Philippe-Olivier Devaux y Pascal Moragues y el Cuarteto de Saxos Rascher dirigidos por Semyon Bychkov.

Comentarios