Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Archivo Maestro – Aaron Copland (1)
Archivo Maestro – Aaron Copland (1)
Archivo Maestro

Archivo Maestro – Aaron Copland (1)


Por: - 21 de abril de 2013
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Lunes 22 de abril

Grohg (1922-25) (Cleveland Orchestra / Oliver Knussen) (30.10)

Symphony for Organ (1924) (Edward Power Biggs, New York Philharmonic / Leonard Bernstein) (24.35)

Copland nació en 1900, en el seno de una familia de inmigrantes judíos que provenía de Lituania, aprendió piano desde pequeño e inició su educación musical formal a los trece años. Entre 1921 y 1924 estuvo en París, donde estudió con Nadia Boulanger y Ricardo Viñes, así como entró en contacto con importantes artistas, asistió a conciertos, obras de teatro y ballets, así como visitó Inglaterra, Alemania, Italia, Austria y Bélgica.

Bajo la tutela de Boulanger, el joven autor compuso su primera obra orquestal, un ballet inspirado en Nosferatu de Murnau que tituló Grohg y terminó en 1925. Aunque no llegó a estrenarlo, aprovechó parte de la música en la Dance Symphony, obra con la que ganó un concurso de la RCA Victor en 1929 que incluyó la presentación de la partitura por la Orquesta de Filadelfia y Leopold Stokowski.

El ballet quedó guardado y no fue hasta 1992 que se escuchó por primera vez, cuando el director Oliver Knussen lo interpretó en el Festival de Aldeburgh. Para la ocasión se usó como guía el libreto realizado originalmente por Harold Clurman, que incluye el cortejo de los sirvientes de Grohg, la aparición y sus hechizos a una adolescente, un drogadicto y una prostituta, la alucinación final de Grohg y su desaparición.

El cortejo y entrada de Grohg, La danza de la adolescente, La danza del consumidor de opio, La danza de la prostituta, Grohg cree que la Muerte se burla de él, La iluminación y desaparición de Grohg, la música original del ballet Grohg de Copland es interpretada por la Orquesta de Cleveland que dirige Oliver Knussen.

Boulanger también estuvo involucrada en la sinfonía para órgano y orquesta compuesta por Copland en 1924. La maestra francesa era famosa organista, y cuando fue invitada a actuar con la Sinfónica de Nueva York, encargó esta obra a su alumno y la estrenó, bajo la dirección de Walter Damrosch, en enero de 1925. La recepción fue mixta y una parte importante enfatizó el carácter modernista de esta partitura con ecos franceses y rusos.

Esta Sinfonía para órgano y orquesta fue grabada en 1967 por Edward Power Biggs y la Filarmónica de Nueva York dirigida por Leonard Bernstein. Sus secciones son preludio andante, scherzo allegro molto y moderato, finale lento y allegro moderato.

 

Comentarios