*
Estás leyendo: Cuarteto Molinari interpreta Alfred Schnittke
Cuarteto Molinari interpreta Alfred Schnittke
Siglo XXI

Cuarteto Molinari interpreta Alfred Schnittke


Por: - 11 de septiembre de 2018

A las 24 horas presentamos el primero de tres programas con música de cámara del autor ruso.

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Martes 11 de septiembre – 24 horas

Obras de Alfred Schnittke (1)

Cuarteto N°3 (1983) (20.00)
Quinteto para piano y cuerdas (1972-76) (28.00)
Canon en memoria de Stravinsky (1971) (5.00)

Presentamos tres programas con música de cámara de Alfred Schnittke grabada en 2010 y 2012 por el Cuarteto Molinari para el sello Atma Classique de Canadá.

Recordemos que Alfred Schnittke nació en 1934 en Engels, capital de la que entonces se conocía como República Soviética Autónoma Germana del Volga. Ambos alemanes de origen, su madre era católica y su padre era judío. Stalin abolió la república en 1941 y su familia pudo evitar el exilio gracias a la religión paterna. Eventualmente, Alfred se convirtió al catolicismo y dejó su tierra. En 1990 se radicó en Hamburgo como profesor de composición y en 1998 falleció en esa ciudad a los sesenta y tres años.

Comenzamos con el tercer cuarteto para cuerdas que Schnittke compuso en 1983 para la Sociedad de Nueva Música de Mannheim. Es uno de los mejores ejemplos del collage y el poli-estilismo desarrollados de manera tan original por el autor. De hecho, citas del Stabat Mater de Lassus, la Gran Fuga de Beethoven o las letras que Shostakovich usaba como su firma musical se sumergen en un universo personal cargado de elementos atonales, trinos, desintegraciones y glissandi.

Continuamos con el emblemático quinteto para piano y cuerdas que Schnittke comenzó a componer en 1972, tras la repentina muerte de su madre Maria Vogel. Sin embargo, el autor dejó la partitura inconclusa hasta 1976, cuando decidió retomar su creación y darle término. Claro que en ese momento su estilo era distinto y su vida estaba muy afectada por el dolor familiar, el aislamiento que mantenían las autoridades hacia él y su arte, así como la muerte de Shostakovich.

De hecho, la partitura de Schnittke parece un claro homenaje hacia su ilustre predecesor y su famoso quinteto de 1940. Los cinco movimientos modelan una especie de réquiem instrumental que está dominado por un tema cíclico de cinco notas e imitaciones de las sonoridades de las campanas de las iglesias rusas. Son trenos o lamentos instrumentales llenos de cánones y contrapunto rítmico, sutilezas y efectos sonoros, cuartos de tono y clusters.

Schnittke estudió en Engels, Viena y Moscú hasta 1961. Después enseñó por unos diez años en el Conservatorio de Moscú, mientras su música era clasificada por la autoridad como “no oficial”, debido a sus tendencias dodecafónicas, así que ganó fama local con sus numerosas partituras para el cine y cierto renombre internacional con sus conciertos, hasta que en la década de 1980 tuvo reconocimiento en occidente, no sólo como sucesor de Shostakovich, sino también como uno de los pilares de la nueva música soviética.

Completamos este primer programa con una miniatura que Schnittke compuso en 1971: Canon in Memoriam Igor Stravinsky.

Al Cuarteto Molinari, integrado por Olga Ranzenhofer y Frederic Bednarz en violines, Frederic Lambert en viola y Pierre-Alain Bouvrette en cello, se sumaron Louise Bessette en piano y Marcin Swoboda en viola.

Comentarios