Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Claudio Abbado dirige el final de la novena sinfonía de Beethoven

A las 22 horas también presentamos música para La Consagración de la Casa

cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Viernes 24 de marzo

Sinfonía N°9 en re menor Op.125 “Coral” (segunda parte) (35.00)
Música incidental para “La consagración de la casa” Op.124 (15.00)

Completamos este ciclo con obras de Beethoven dirigidas por Claudio Abbado.

La novena sinfonía de Beethoven surgió de dos motivaciones esenciales: emplear la oda de Schiller que conocía y quería musicalizar desde su juventud, y responder al encargo e invitación de la Philharmonic Society de Londres de componer un par de sinfonías antes de un viaje a Inglaterra. De este modo, comenzó a trabajar en el nuevo proyecto en 1822 y lo completó a comienzos de 1824, en una época que también vio la creación de las tres últimas sonatas para piano, la Misa Solemne y las Variaciones Diabelli.

El estreno se realizó en mayo de 1824 y la partitura fue recibida con entusiasmo por una sala repleta, claro que Beethoven no pudo darse cuenta de esto, ya que estaba totalmente sordo, hasta que una cantante le hizo un gesto para que viera al público. Unos dicen que sucedió después del scherzo, cuya ovación obligó a repetirlo, y otros, que fue al final de la obra. En cualquier caso, y aunque Beethoven dirigió desde el podio, el conductor real fue Michael Umlauf.

Si bien hay interpretaciones filosóficas, políticas, históricas y musicales de esta obra, lo más evidente es que representa un camino desde la oscuridad hasta la luz. En el adagio, contemplativo y lírico, aparecen alusiones a lo que vendrá, un estruendo rompe la calma y la música intenta volver a los movimientos precedentes. No lo logra y surge algo muy nuevo y distinto, con insinuaciones melódicas, algunas variaciones en la orquesta y otro estruendo hasta que por fin emerge el himno que siempre quiso emplear Beethoven.

Tercer y cuarto movimientos de la Sinfonía N°9 en re menor Op.125 “Coral” con Karita Mattila, Violeta Urmana, Thomas Moser, Thomas Quasthoff, Coros de la Radio Sueca y Eric Ericson y Orquesta Filarmónica de Berlín.

Entre la octava y la novena sinfonías, la década de 1814 a 1824, Beethoven sólo retornó a la orquesta para componer música teatral. Una adaptación de “Las Ruinas de Atenas”, realizada por Carl Meisl, se presentó para la reapertura del Theater in der Josephstadt en Viena. Aunque no aceptó con mucho entusiasmo, Beethoven completó algunos números nuevos, y con el título de “La Consagración de la Casa”, la obra remozada se estrenó en ese escenario en octubre de 1822.

La Consagración de la Casa Op.124 con la soprano Sylvia McNair, el Coro de la Radio de Berlín y la Filarmónica de Berlín.

Comentarios


Artículos Relacionados