Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Archivo Maestro – Salvatore Accardo interpreta Paganini (5)
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Concierto N°4 para violín y orquesta en re menor (35.10)
Sonata “La Primavera” (17.10)

Después de actuaciones en Viena, Praga y varias ciudades alemanas, entre 1828 y 1831, Paganini llegó a París, donde, al comienzo, fue recibido con entusiasmo por el público y la crítica, no sólo por su indiscutible talento, sino también porque su música incluía gran cantidad de elementos características de la escuela francesa de violín.

Para estas presentaciones europeas quiso incrementar su repertorio con orquesta y al ver el éxito de sus tres conciertos decidió escribir un cuarto concierto, el que compuso entre 1829 y 1830. Aunque su intención era estrenarlo en París, lo presentó e interpretó varias veces en Alemania antes de su primera audición parisina realizada en marzo de 1831.

Lamentablemente, la fama de Paganini en París decayó bruscamente, cuando el virtuoso rehusó actuar en un concierto de beneficencia, la prensa inició una campaña de rumores y desprestigio, el público terminó en contra suya y no pudo superar la hostilidad a pesar de realizar algunos conciertos en el resto de Francia.

La situación no cambió mucho cuando llegó a Londres, esta vez por el alto precio de las entradas a sus presentaciones, tuvo que suspender la primera de ellas, los costos bajaron redujeron y finalmente debutó ante la audiencia londinense en junio de 1831, después de lo cual realizó unas cien actuaciones más en Inglaterra, Irlanda y Escocia.

Siguió actuando en Francia, Inglaterra y los Países Bajos entre 1832 y 1834, con mucho menos éxito que antes y una salud cada vez más deteriorada, retornó con amargura a su patria y se estableció en Parma. Dirigió la orquesta ducal hasta que intrigas cortesanas y su carácter le obligaron a renunciar en diciembre de 1836.

En 1837 fundó el Casino Paganini en París, una empresa que no duró mucho y le obligó a radicarse en 1838 en Niza, donde se dedicó a la venta de instrumentos hasta su muerte, en mayo de 1840. El obispo local negó el permiso para su entierro, debido al mito de un posible pacto con el diablo, y tuvo que esperar hasta 1876 para ser sepultado en Parma.

Una de las últimas creaciones de Paganini fue “La primavera”, una sonata en el formato de tema con variaciones escrita en 1838.

Comentarios