Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Archivo Maestro – Aaron Copland (2)
Archivo Maestro – Aaron Copland (2)
Archivo Maestro

Archivo Maestro – Aaron Copland (2)


Por: - 23 de abril de 2013
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Martes 23 de abril

Music for the Theatre (1925) (New York Philharmonic / Leonard Bernstein) (21.35)

Piano Concerto (1926) (Ohlsson, San Francisco Symphony / Tilson Thomas) (17.10)

Orchestral Variations (1930/1957) (San Francisco Symphony / Tilson Thomas) (13.30)

Después de estrenar sus primeras obras orquestales, que revelaban un estilo influido por sus recientes estudios en Francia y la música que escuchó entonces en Europa, Copland decidió buscar un sonido más “estadounidense” y en el proceso comenzó por introducir elementos del jazz dentro de sus siguientes partituras, Music for the Theatre y Concierto para piano y orquesta, compuestas en 1925 y 1926.

A pesar del título, Music for the Theatre no evoca una obra dramática en particular, sino más bien propone una música evocadora en cinco movimientos que combinan ritmos de jazz con armonías poco convencionales. Cuando Koussevitzky la estrenó en Boston, en noviembre de 1925, la crítica la recibió con reparos y calificó como un “bombazo” tonal que dejó una secuela de sorpresa, perplejidad, indignación y entusiasmo.

Prólogo, danza, interludio, burlesca y epílogo son las partes de Music for the Theatre en una grabación de 1958 con la Filarmónica de Nueva York y Leonard Bernstein.

Si bien contó con el apoyo del director Serge Koussevitzky, el pianista John Kirkpatrick y la coreógrafa Martha Graham, otros artistas y compositores, así como algunos críticos, el estilo estridente y nervioso de Copland fue recibido con escepticismo por el público y la prensa. De hecho, su concierto para piano, escrito en 1926 y estrenado por él mismo y la Sinfónica de Boston, tuvo una recepción particularmente hostil.

Descrito por la prensa como “un ogro de principio a fin” o “un salón de baile en el patio de un gallinero”, este concierto para piano fue el último experimento de Copland dentro del jazz sinfónico en su proceso por encontrar un estilo verdaderamente estadounidense. Sin embargo, la partitura también es una exploración de las polirritmias y un diálogo de tipo dramático entre el solista y la orquesta.

Concierto para piano y orquesta grabado en 1996 por Garrick Ohlsson y la Sinfónica de San Francisco dirigida por Michael Tilson Thomas.

Después de estas experimentaciones jazzistas de Copland, su estilo tomó otro camino, al principio, y como lo revelaron las trascendentes Piano Variations de 1930, integrando la disonancia con acordes diatónicos. El mismo autor orquestó esta partitura en 1957, para responder a un encargo de la orquesta de Louisville, y con ello expandió la austeridad y angulosidad de la obra otorgándole mayor variedad y lucidez.

 

Comentarios