Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Archivo Maestro – Aaron Copland (3)
Archivo Maestro – Aaron Copland (3)
Archivo Maestro

Archivo Maestro – Aaron Copland (3)


Por: - 24 de abril de 2013
cerrar Copiar link
cerrar Incrustar Player
cerrar Suscríbete a este programa

Miércoles 24 de abril

Symphonic Ode (1927-29/1955) (San Francisco Symphony / Michael Tilson Thomas) (20.10)

Short Symphony (1932-33) (Orpheus Chamber Orchestra) (15.40)

Statements (1935) (London Symphony / Aaron Copland) (17.45)

A pesar de las dificultades que tuvo con la crítica, Copland desechó la opción de seguir una carrera académica y decidió luchar para que él y sus colegas pudieran ganar dinero y vivir de manera decente a partir de sus composiciones. Por esta razón, participó en la New York’s League of Composers, escribió artículos en diversas revistas y periódicos, organizó conciertos desde 1928 y supervisó una editora destinada a música moderna.

Paralelamente, y después de probar en el jazz, el autor se desplazó hacia un estilo menos exótico y más abstracto en partituras como la Oda Sinfónica. Terminada en 1929 para la Sinfónica de Boston y sus cincuenta años, esta obra fue la más ambiciosa de Copland en este periodo, con una música declamatoria y grandilocuente que disfraza o difumina los ingredientes vernáculos dentro de una retórica mahleriana.

Symphonic Ode con la Sinfónica de San Francisco y Michael Tilson Thomas.

Durante la década de 1930, y en parte gracias a la aparición de un “frente popular” en la  política estadounidense, Copland comenzó a apreciar cualidades específicas dentro de la música folclórica. No sólo recurrió al material local, para realizar parodias, citas o nutrir su gestualidad melódica, sino también a estilos mexicanos, brasileños y cubanos, lo que partió tímidamente en su Short Symphony escrita entre 1931 y 1933.

Esta partitura, estrenada en 1934 por la sinfónica de México dirigida por Carlos Chávez, marcó un hito en la producción de Copland gracias a la claridad de sus texturas, amplios acordes y una magistral vitalidad e invención rítmicas. Sin embargo, la dificultad de sus cambiantes métricas y ritmos cruzados provocó un retraso de su primera audición en los Estados Unidos hasta 1944.

Short Symphony con la Orquesta de Cámara Orpheus.

Tras la composición de Short Symphony, Copland volvió al terreno orquestal “abstracto y esotérico, como lo llamaba él, con una partitura que tituló Statements y completó para la Sinfónica de Minneapolis en 1935 por encargo de la League of Composers. Cada uno de sus seis breves movimientos presenta una especie de “declaración” que define el tipo particular del contenido musical.

Militant, Cryptic, Dogmatic, Subjective, Jingo y Prophetic son los nombres de estos seis Statements que interpreta la Sinfónica de Londres dirigida por Aaron Copland. Registro de 1965.

Comentarios