*
Estás leyendo: 136 cumpliría Virginia Woolf: la recordamos en el aniversario de su nacimiento
65 compartidos Comentarios

La mujer icono del feminismo internacional que se suicido en el transcurso de la segunda guerra mundial publicó ocho novelas y más de 30 ensayos de análisis y crítica social.

Un 25 de enero de 1882 nació en Londres, Inglaterra, una de las escritoras más influyentes del siglo XX y una de las voces más importantes del feminismo internacional: Virginia Woolf cumpliría hoy 136 años desde su nacimiento. 

La señora Dalloway (1925) y Al faro (1927) son algunas de las obras que la hicieron famosa, además de numerosos ensayos que publicó donde analiza el rol de la mujer en la sociedad moderna.

Su infancia fue muy dramática. De niña, ella y su hermana Vanessa fueron víctimas de abuso sexual por parte de sus hermanastros y cuando tenía 13 falleció su madre, dando origen a sus primeros cambios anímicos repentinos. De ahí que su vida estuviera marcada por la depresión y el trastorno bipolar.

En 1908 realizó su primer trabajo literario, con la obra de teatro Melymbrosiaaunque ya había publicado varios artículos y críticas para diversos periódicos londinenses. Pero su primera novela, Fin de viaje (1915), no la escribió hasta que tenía 35 años. Esta obra fue considerada por muchos como una premonición sobre trágico suicidio en 1941.

 

Luego, en 1919, publicó Noche y díadonde analiza la sociedad en la que vivía: la modernidad estaba en conflicto con lo tradicional y el rol de la mujer empezaba a generar transformaciones en Inglaterra.

Se casó con el economista e historiador, Leonard Woolf. No obstante, esto no la detuvo de tener una relación con la escritora Vita Sackville-West, quien fue su musa para su novela de 1928, titulada Orlando.

El 28 de marzo de 1952 la escritora llenó sus bolsillo de piedras y se tiró al río Ouse, quitándose la vida. Dentro de sus agravantes psicológicos se encontraba el miedo de que, en el transcurso de la segunda guerra mundial ocurriera algo a su marido, quien era judío

La escritora le dejó una carta a Leonard y otra a su hermana Vanessa, tal como lo hace la protagonista de Fin de viaje. Su bibliografía comprende ocho novelas y más de 30 ensayos y análisis marcados por el relato autobiográfico y el análisis de la sociedad londinense.

 

Carta a su hermana Vanessa Bell.

“Querida:

No puedes imaginarte lo mucho que me ha gustado tu carta, pero siento que he ido demasiado lejos en esta ocasión para que pueda volver. Es lo mismo que la primera vez: todo el tiempo oigo voces, y sé que no puedo superar esto ahora. Todo cuanto quiero decir es que Leonard ha sido sorprendentemente bueno cada día, siempre; no puedo pensar que alguien hubiera podido hacer más de lo que ha hecho por mí. Hemos sido perfectamente felices hasta las últimas semanas, cuando este horror empezó. ¿Harás que esté seguro de esto? Siento que le queda mucho por hacer y que seguirá adelante, mejor sin mí, y que tú le ayudarás.

Apenas si puedo pensar con claridad ya. Si pudiera te diría cuánto habéis significado tú y los niños para mí. Creo que lo sabes.

He luchado contra esto,pero ya no puedo más.

Virginia.”

 

Carta a Leonard.

 

“Querido:

Estoy segura de que, de nuevo, me vuelvo loca. Creo que no puedo superar otra de aquellas terribles temporadas. No voy a recuperarme en esta ocasión. He empezado a oír voces y no me puedo concentrar. Por lo tanto, estoy hacienda lo que me parece mejor. Tú me has dado la mayor felicidad posible. Has sido en todo momento lo que uno puede ser. No creo que dos personas hayan sido más felices hasta el momento en que sobrevino esta terrible enfermedad. No puedo luchar por más tiempo. Sé que estoy destrozando tu vida, que sin mí podrías trabajar. Y lo harás, lo sé. ¿Te das cuenta?, ni siquiera puedo escribir esto correctamente. No puedo leer. Cuanto quiero decir es que te debo toda la felicidad de mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirte… que todo el mundo lo sabe. Si alguien podía salvarme, hubieras sido tú. No queda nada en mí más que la certidumbre de tu bondad. No puedo seguir destrozando tu vida por más tiempo.

No creo que dos personas pudieran haber sido más felices de lo que nosotros hemos sido.

V.”

FOTO: BBC América

Comentarios


Artículos Relacionados