Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Subastan colección fotográfica personal de Émile Zola
24 compartidos Comentarios
Subastan colección fotográfica personal de Émile Zola
Noticias

Subastan colección fotográfica personal de Émile Zola


Por: - 6 de diciembre de 2017 FOTO: taringa

La colección, que pretende tranzarse por € 60.000, incluye álbumes, impresiones, placas de vidrio y equipos fotográficos, así como abrigos de laboratorio de lino blanco bordados con las iniciales del autor naturalista.

Émile Zola, conocido por ser el auto francés líder del movimiento literario naturalista, está siendo hoy reconocido como fotógrafo talentoso y experimental dado que se subastará su colección personal de imágenes rara vez vista.

Ocho años antes de su muerte, acontecida en 1902, Zola se obsesionó con la fotografía, tomando miles de fotos con sus 10 cámaras y desarrollándolas en los sótanos de sus tres casas. 

Esta colección, que perteneció al nieto del escritor, François Émile-Zola, fallecido en 1989, pretende alcanzar el precio de € 60.000, equivalentes a $ 46.419.742 pesos chilenos. Esta incluye álbumes, impresiones, placas de vidrio y equipos fotográficos, así como abrigos de laboratorio de lino blanco bordados con las iniciales de Zola.

Zola se aventuró con 54 años en la fotografía pero no fue exclusivamente a eso, pues también experimento con el desarrollo de videos. 

Pueden apreciarse en el acervo imágenes de su esposa, Alexandrine, y de los niños que tuvo con su amante, Jeanne. También escenas de París en la década de 1890 y fotografías tomadas durante sus 11 meses de exilio en Londres. Este auto exilio se debió a su implicancia en el caso Dreyfus, habiendo Zola acusado a los altos mandos del ejército de arreglar el juicio del capitán Alfred Dreyfus, quien fue declarado culpable de espionaje.

Cabe señalar que Zola también desarrolló una forma de selfie, tomando autorretratos usando un disparador improvisado.

Antoine Romand, un experto en fotografía de Artcurial, que está organizando la subasta, dijo a France Culture que el autor tenía un “ojo especial” y que sus imágenes estaban “bien enmarcadas y bien expuestas”.

“Hizo sus propias impresiones y desarrolló sus propias películas, por lo que dominó el proceso químico de la fotografía. Se equivocó de vez en cuando, pero así fue como aprendió “, señaló Romand según The Guardian.

Además indico que un autorretrato de Zola de alrededor de 1900 en el perfil impreso en azul era “raro para el período”:

“La convención consistía en colocar la cara sobre o con tres cuartas partes de la cara hasta la lente. Aquí, el hecho de que posó en el perfil le da una mayor tensión dramática. Esta foto nos muestra que Zola era muy curioso. Quería hacer nuevos descubrimientos y causa una sensación de búsqueda estética permanente “, concluyó el experto.

FOTO: taringa

Comentarios


Artículos Relacionados