Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: “Todo lo sólido se desvanece”: la retrospectiva de Jorge Tacla en Corpartes
“Todo lo sólido se desvanece”: la retrospectiva de Jorge Tacla en Corpartes
Noticias

“Todo lo sólido se desvanece”: la retrospectiva de Jorge Tacla en Corpartes


Por: - 14 de noviembre de 2017 FOTO: arteallimite.com

Bajo la curaduría de Christian Viveros-Fauné, la exhibición consta de 31 pinturas realizadas desde 1988 hasta hoy, además de una gran mesa de trabajo con notas, dibujos, recortes de periódicos, fotografías y cuadernos del artista que intentan explicar su proceso creativo.

A partir del 22 de noviembre, estará disponible en el Centro Cultural de CorpArtes, la muestra del artista nacional , Jorge Tacla, ‘Todo lo sólido de desvanece’, una retrospectiva que da cuenta de su obra que aborda la violencia humana y ciudades en destrucción.

Bajo la curaduría de Christian Viveros-Fauné, la exhibición consta de 31 pinturas realizadas desde 1988 hasta hoy, además de una gran mesa de trabajo con notas, dibujos, recortes de periódicos, fotografías y cuadernos del artista que intentan explicar su proceso creativo.

La obra de Tacla, radicado en Nueva York desde 1981, toca temas sensibles que le tocó vivir al artista, como la dictadura militar en Chile y la tensión social de un Nueva York con alto índice de criminalidad.

“Acordemos que los temas de Tacla son siempre globales. Es decir, en su obra sí está Chile pero también están Haití, Siria, Oklahoma, Estados Unidos, y están representados los dos 11 de septiembre que ambos tuvimos la mala suerte de vivir…Eso hace que nuestra relación sea de un entendimiento mutuo”, señala Viveros-Fauné a La Tercera.

El artista, que estudió junto a Samy Benmayor e Ismael Frigerio en la Facultad de Arte de la Universidad de Chile explica que “todo el trabajo que me ha tocado realizar en los últimos 35 años tiene que ver con que lo hago desde ese lugar”.

Y agrega que “es una sociedad que es de todos: el problema tuyo es un problema mío, y mi trabajo siempre va en ese sentido de lo personal a lo global”.

Cabe señalar que la obra de Tacla, cuyo nombre está tomado de la famosa frase del Manifiesto comunista de Karl Marx: “Todo lo sólido se desvanece en el aire; todo lo sagrado es profanado”, una referencia literal a la destrucción física de los edificios, no siempre giró en torno a edificios y ciudades, que hoy se ha convertido en su sello artístico. Anteriormente, Tacla se centraba en el cuerpo humano:

“Durante los años 80 trabajé mucho el cuerpo, hice una representación muy narrativa de la figura humana que se ubicaba casi como un símbolo”.

Esto cambió en 1988 cuando ganó la Beca Guggenheim y empezó a cuestionarse su lenguaje pictórico y empezó a tender hacia el trabajo en blanco y negro:

Todo mi trabajo comenzó a representarse en un negativo fotográfico, como una radiografía. No hacía distinción de colores ni de materialidad, entonces no había posibilidad de juzgar las cosas”.

Luego, el foco se llevó a  “los lugares que nos albergan, y que son generalmente institucionales. La fachada es una cosa, pero lo que está adentro se maneja de otra manera”, para debilitaros por dentro y fuera sin diferenciación hasta su declive:

“Muchos de esos lugares se podría decir que son los propulsores de la destrucción”.

Además, la muestra incorpora dos nuevas obras realizadas especialmente para la ocasión y la publicación de un catálogo con textos de la escritora chilena Diamela Eltit, una entrevista del crítico británico Lawrence Weschler, y un ensayo de Viveros-Fauné, que concluye comentándole a Tacla:

 “Siempre pensé en tu obra hablando desde lo global, pero tiene ciertos temas particulares: las edificaciones a veces son tan específicas que se reconocen a primera vista, sin tener que leer la cédula, es decir, existe un discurso que no tiene nacionalidad. Son imágenes que necesitan ser rescatadas de la realidad”.

FOTO: arteallimite.com

Comentarios


Artículos Relacionados