*
Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Obras inéditas de Enrique Soro son reunidas en dos discos
59 compartidos Comentarios

Naxos y Le Chant de Linos unieron obras del pianista dirigidas por José Luis Domínguez y Alejandra Urrutia.

El Premio Nacional de la Música 1948, Enrique Soro, fue el primer músico y compositor en componer una pieza sinfónica, la que dio a conocer en el Teatro Municipal en el primer concierto que dio.

Varias de sus composiciones populares y poco conocidas, son las que los sellos Naxos y Le Chant de Linos reunieron en dos CD, uno que saldrá a fines de marzo, y otro que acaban de ser lanzado y que en Radio Beethoven estuvimos revisando hace poco. 

Parte de la serie Latin American Classics de Naxos, las compilaciones además de contener la Sinfonía romántica, también tienen Danza fantástica (1928), Tres aires chilenos (1942) y Andante apassionato (1905). Todas piezas interpretadas bajo la dirección de José Luis Domínguez.

La mayor parte del registro es de septiembre del 2015 en el Teatro Universidad de Chile, en dos presentaciones y tres ensayos que hizo Domínguez con la Orquesta Sinfónica.

Como dijo a La Tercera Álvaro Gallegos, periodista y productor del disco: “Había que elegir a un exponente nuestro para la serie de Naxos, y ese era Enrique Soro. Merecía serlo. Su escritura fue muy sólida, y en lo orquestal pocos se le acercaron. Por eso ahora es el primer compositor chileno en formar parte de este prestigioso catálogo”.

Enrique Soro fue un compositor y pianista muy prolífico. A los 3 años ya componía, y a los 5 mostró sus creaciones al piano por primera vez. A los 14 años fue becado por el Senado y se fue a París y después ingresó al Conservatorio Giuseppe Verdi de Milán.

Como dice José Luis Domínguez:

“Aunque se le ha tocado regularmente hace algún tiempo, pareciera que solo algunas obras suyas provocan interés, pero esto radicó en la mala conservación de sus partituras. Por eso, el trabajo hecho por su nieto ha sido clave, sumado al rescate de directores como Maximiano Valdés. Enrique Soro debería ser considerado uno de los padres de la música clásica chilena”

A fines de marzo llegará otro disco que rescata el legado de Soro de la mano de Alejandra Urrutia y con el sello belga Le Chant de Linos. Este contiene cuatro obras inéditas: Primavera, Tempo di Gavotta, Romanza sin Palabras y Danza de Amore.

Comentarios


Artículos Relacionados