Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Jorge Klastornick: “Verdi tenía un talento extraordinario para la música coral”

El director del Coro del Teatro Municipal habla de su labor frente junto a la agrupación que fundó hace 33 años y el trabajo que realizaron para la ópera “I Due Foscari”, cuyas funciones comienzan el 15 de septiembre.

Lleva más de tres décadas en Santiago pero aun extraña su Montevideo natal (“uno camina un poco y se encuentra con las playas”). Allí Jorge Klastornick mantenía una carrera como concertista en piano y preparador de coros, hasta que en 1982 fue convocado para fundar y dirigir el Coro del Teatro Municipal. Una labor que ha mantenido constante, y que ha convertido a la agrupación en receptora permanente de comentarios positivos por su excelencia y profesionalismo tanto en montajes de ópera como en conciertos.

Ahora el coro tiene un rol importante en el nuevo montaje en el Municipal de la ópera “I Due Foscari” de Giuseppe Verdi que se podrá ver con funciones del 15 al 26 de septiembre. Un nuevo desafío para el maestro Klastornick y su equipo, una de las artillerías pesadas con las que cuenta en el recinto capitalino, y de la cual indagamos un poco más en esta conversación  con su director.

 

Ya lleva más de tres décadas al mando del Coro del Teatro Municipal, ¿qué reflexión personal hace al respecto?

Son muchas reflexiones que no podría sintetizar. Ha sido un trabajo de mucho tiempo, de mucha energía. Siento que he trabajado aquí por dos vidas, y ya empecé por una tercera. ¡Tanto es el trabajo que me ha dado este coro! Así fue también cuando dirigí por tres años el Coro del SODRE en Uruguay, antes de fundar el Coro del Teatro Municipal. Los resultados de este trabajo, luego de tantas óperas y conciertos sinfónico-corales, han sido excelentes. Es un grupo humano de mucho talento. A todos los directores invitados que han venido al teatro siempre les ha sorprendido el nivel de nuestro coro, el talento que tienen para el canto y la actuación.

 

Es habitual que en prácticamente todos los montajes de ópera del Municipal, el coro se lleve grandes elogios.

Sí, es cierto. Y eso está en que ellos están muy dispuestos a la actuación. Nuestro coro tiene que cantar y actuar. En lo propiamente musical, en Chile hay excelentes voces y la prueba está en los artistas que han hecho carreras internacionales. Algunos han pasado por nuestro coro, como Verónica Villarroel, Cristina Gallardo-Domas y Rodrigo Orrego.

 

¿Cómo es el trabajo de preparación del coro previo a un concierto o una ópera?

Se realiza con bastante anticipación. Por ejemplo, ya en noviembre, diciembre y enero vamos a estar trabajando lo correspondiente a la temporada 2016. Volviendo de vacaciones en marzo tenemos el Requiem de Verdi, que se hace mucho tiempo que no lo cantamos. En el caso de la ópera tiene que saber de memoria sus partes, por eso hay que estudiar mucho antes. En el coro tenemos un subdirector y cuatro jefes de cuerda, nos dividimos el trabajo, y luego juntamos todo y yo le doy unidad a todo el trabajo.

 

¿Cómo se relaciona el director del coro con el director general de una ópera o concierto?

El camino regular es que el director de orquesta nos visita en nuestros salones y escucha nuestra preparación previa. Él nos comunica su interpretación, su enfoque, tal como lo hace con los solistas.

 

El coro es importante en la ópera “I Due Foscari” (Los Dos Foscari). Cuéntenos del trabajo que tuvo que realizar el conjunto para esta ópera en particular.

Verdi tenía un talento extraordinario para escribir música coral, y en esta ópera queda en evidencia lo que le digo. Su genialidad no solo pasa por la escritura orquestal y de solistas, sino que su trabajo coral es impresionante. En el caso de esta ópera, los hombres les toca hacer de consejeros, una autoridad que hacía oposición al Dux, que es Foscari padre. Las mujeres son un grupo de damas amigas de Lucrezia, esposa de Foscari hijo. Hay momentos en que el rol del coro es diferente, son el pueblo, y están en el III Acto cantando alegremente acerca de las regattas festivas. Ahí Verdi hace un contraste expresivo, porque muestra la alegría del pueblo contrapuesto al drama que viven los Foscari, ya que justo va a coincidir con el momento en que el hijo ha sido condenado al destierro. Verdi muy sabiamente se vale del coro para lograr el drama de ese momento. Fíjese que esta ópera no se hacía desde 1982, el primer año que estuve aquí.

 

¿Hay alguna obra sinfónico-coral o alguna ópera que no haya abordado que le gustaría hacer?

Una obra de concierto que me gustaría hacer es el Stabat Mater de Dvorák, una composición colosal, de una fuerza extraordinaria. En ópera me encantaría trabajar los títulos de Prokofiev, un compositor que admiro profundamente. También sería interesante hacer las Danzas Polovetsianas del “Príncipe Igor” de Borodin, que las he propuesto, a ver si las podemos cantar.

 

El tema del repertorio del coro en el ciclo de conciertos es algo muy comentado entre el público del Municipal. El Requiem de Mozart y “Carmina Burana” se hacen casi todos los años, pero en cambio hay obras como la Missa Solemnis de Beethoven que llevan una ausencia muy prolongada.

Es cierto. La razón es que esas obras, junto a la Novena de Beethoven, es que al público le gusta mucho y se llena el teatro. La misa de Beethoven requiere una preparación enorme, muy demandante, en cambio Mozart y “Carmina Burana” las podemos hacer en cualquier momento.

 

¿Qué aspiración o proyectos tiene para el coro?

Una aspiración que tengo hace mucho tiempo es que este coro, que ha sido tan elogiado por la crítica, el público, los artistas, los directores invitados, se convierta en un grupo de emisarios artísticos del país. Me refiero por supuesto a la posibilidad de realizar giras. En estos 30 años solo hemos hecho dos giras, una a Montevideo en 1996, cuando cantamos en el SODRE, y luego con la orquesta estuvimos en el Festival de Opera de Savolinna en Finlandia el año 2003. Fueron dos experiencias extraordinarias, entonces este grupo de cantantes pueden realizar una tarea de embajadores artísticos. No solo pueden, MERECEN hacerlo.

 

Álvaro Gallegos M.

10/09/2015

 

Comentarios


Artículos Relacionados