Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Rick Wakeman habla de su concierto sinfónico en Viña del Mar

El músico británico actuará al piano en la Quinta Vergara este 6 de diciembre, acompañado por una orquesta y coro formados por músicos locales. En entrevista con nuestro medio adelantó detalles de lo que será este concierto.

El reconocido tecladista británico Rick Wakeman (n.1949) se presentará en Chile por tercera vez, el próximo 6 de diciembre en la Quinta Vergara de Viña del Mar. Antes lo hizo en 1993 y 2000, ocasiones en que actuó en el entonces Estadio Chile (hoy Víctor Jara). La primera vez, fue como parte del proyecto Wakeman & Wakeman, un cuarteto compuesto junto a su hijo Adam, también tecladista, más un baterista y un bajista. En la segunda, Wakeman vino acompañado por el mítico English Rock Ensemble, la banda que en distintas encarnaciones ha acompañado el trabajo más cercano al rock del inglés.

Esta vez, Wakeman será acompañado por orquesta sinfónica y coro para presentar extractos de sus obras más conocidas de lo que se ha denominado “rock sinfónico”. Actuará junto a una agrupación formada especialmente para esta ocasión, con músicos de las mejores orquestas capitalinas. Será preparada por el director de la Camerata de la Universidad Andrés Bello, Santiago Meza, quien se declara un admirador del trabajo de Wakeman. En el concierto, la orquesta y el coro serán dirigidos por Guy Protheroe, viejo colaborador de Wakeman, quien ha participado en muchos de sus proyectos corales.

Wakeman no actúa como un “rock star”. Su sencillez se nota en el trato con sus colegas músicos de la orquesta, y se nota en su relación con los medios. En sus ensayos se le ve relajado y demuestra su entusiasmo de venir a Chile para realizar este único show, donde tocará el piano y será acompañado por la citada orquesta, más un pequeño conjunto vocal.

 

Este es el único concierto en Latinoamérica. ¿Cómo se gestó este show y por qué Chile es el único país afortunado?

Todo comenzó hace siete meses cuando una orquesta en Bulgaria me pidió si tocaría allá con ellos en un formato de piano y orquesta. Querían adaptaciones de algunas de mis obras para esa combinación. El problema es que no había orquestaciones, pero como yo quería hacerlo, pedí ayuda a Guy Protheroe quien es el director, y trabajamos juntos los arreglos orquestales en un estilo muy clásico. El show salió fantástico y tuvimos muy buenas reseñas. Cuando volvimos a Inglaterra, empezaron a invitarnos de distintas orquestas. Luego, un amigo promotor de Sudamérica me preguntó ¿Vendrías a hacer este espectáculo a Chile en diciembre? Yo dije que sí, que si era un solo show, lo haría encantado. Así que estoy feliz de estar acá y hacerlo.

 

Su concierto se centrará en sus obras sinfónicas. ¿Habrá además otras sorpresas tomadas de su vasto catálogo, como sus trabajos más cercanos al rock o al piano solo?

Hay de todo. Hicimos arreglos puramente orquestales para “El Rey Arturo” y “Viaje al Centro de la Tierra”, pero también hay piezas menos familiares como “Gone But Not Forgotten”, “The Jig” y “After The Ball”. Sin dejar de lado selecciones de “Las Seis Esposas de Enrique VIII”.

 

La obra “1984” es un trabajo de culto entre sus seguidores. Tal como “Viaje” es basada en un libro y ocupa coro y orquesta. ¿Está considerada para este concierto?

Estuvo considerada, pero al ir seleccionando el repertorio hubo que sacar cosas. Fue un trabajo muy largo y complejo el escoger y trabajar las orquestaciones, por lo que esta obra no alcanzó a quedar en el programa final.

 

“Viaje al Centro de la Tierra” cumple 35 años en 2009, y ya se anunció una edición especial en CD para entonces. ¿Qué pasará con el resto de los discos que usted hizo para el sello A&M en los años ’70?

Todos esos trabajos los posee Universal. La semana pasada me junté con ejecutivos de ese sello, y el plan es relanzar todos esos discos, pero agregándoles extras. Lo mismo que con el “Viaje”, que además planeo volver a montar el próximo año. Quizás le agregue pasajes nuevos, y no descarto tocarla en conjunto con “Regreso al Centro de la Tierra”.

 

Se sabe que el próximo año usted va a interpretar “Las Seis Esposas de Enrique VIII” en su totalidad. ¿Fue concebido este disco como una suite, como seis movimientos de una obra unitaria?

Casi. Originalmente iban a ser siete piezas. La idea original era hacer “Enrique VIII y sus Seis Esposas”, pero luego de que grabé los temas correspondientes a las seis esposas, no hubo espacio para agregar una séptima dedicada al rey, por lo que “Henry” tuvo que ser “decapitado”. Pero cuando lo toquemos en mayo, vamos a tocar esta pieza inédita, “Henry”, y va a haber más música que las seis piezas originales.

 

¿Cuál es el estado actual del English Rock Ensemble? ¿Hay planes para un nuevo disco o una nueva gira?

El English Rock Ensemble existe todavía y hacemos uno o dos shows al año. Si hacemos “Viaje” el próximo año, la banda estará presente. A veces vamos a festivales, pero ya no estamos haciendo giras especiales. Pensamos que eso lo hace más especial.

 

Usted lanzó recientemente dos discos, “Retro” y “Retro 2” donde ocupa exclusivamente sintetizadores análogos como el Mini Moog y el Mellotron. ¿Qué ventajas tienen esos teclados sobre los actuales sintetizadores digitales?

Son totalmente diferentes. Los teclados digitales pueden hacer cosas que los análogos no pueden, y al mismo tiempo los antiguos pueden realizar cosas que los digitales no pueden. Supongo que si tienes una paleta de colores, los antiguos instrumentos tienen sus matices propios, y no pueden reemplazarse unos a otros.

 

¿Ha pensado en la posibilidad de escribir una obra totalmente orquestal, es decir sin teclados ni banda rock?

Lo he pensado muchas veces. En más de una ocasión he comenzado composiciones como un ballet y una opereta, pero el problema siempre es el tiempo. Se necesita harto tiempo para embarcarse en este tipo de proyectos. Espero que en los próximos años yo encuentre ese tiempo para poder terminar algo. Se necesita una concentración total.

 

¿Qué compositores del presente admira, o al menos encuentra interesantes?

Mis compositores favoritos son principalmente de Europa del Este, como Nikolai Rimsky-Korsakov, Dmitri Shostakovich y sobre todo Sergei Prokofiev. Cuando yo era niño, mi padre me llevó a ver una presentación de “Pedro y el Lobo” y yo quedé fascinado. Esto fue una influencia en obras mías como “Viaje” y “Rey Arturo”, que incluyen narración. Todo porque mi padre me llevó a ese concierto cuando yo tenía 8 años. En cuanto a compositores vivos, creo que Philip Glass es maravilloso. Tiene harta diversidad. Pero lo que hay que pensar es qué compositores de hoy serán tocados en cien años. Para muchos compositores es difícil establecerse, ya que en los teatros se busca llenar los asientos. Llenar teatros es complicado, y se tocan obras probadas para que esos asientos se ocupen. Algunas orquestas son bien eficientes y ponen obras conocidas, matizando con composiciones nuevas. Pero es difícil.

 

Álvaro Gallegos M.

05/12/2008

 

 

Comentarios