Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Biografías » Alwyn, William

Alwyn, William

Biografías

Alwyn, William

Nacimiento: Northampton, 7 de noviembre de 1905 Muerte: Southwold, 11 de septiembre de 1985 Nacionalidad: Inglés

Compositor, profesor y flautista inglés, también fue pintor y escritor. Se formó en la Northampton Grammar School donde demostró su talento para la música y la pintura. Entre 1920 y 1923 estudió en la Royal Academy of Music, donde recibió la beca Sir Michael Costa. La repentina muerte de su padre le obligó a dejar la academia a los 18 años y comenzó a trabajar como profesor en una escuela primaria. Luego tocó flauta en diversas orquestas y en 1926 retornó a la academia para enseñar composición.

En 1927 se estrenaron sus Cinco Preludios para orquesta, en 1930 compuso un concierto para piano y en 1936 empleó textos de Blake en el oratorio The Marriage of Heaven and Hell. En 1939 revisó su postura estética al considerar que su técnica era inferior a la de sus contemporáneos. Entonces se dedicó a perfeccionar la perfección técnica y la virtuosidad de su música, considerando que todo lo escrito anteriormente debía ser olvidado.

El resultado del nuevo interés se reflejó en sus cinco sinfonías, tres concerti grossi y otras obras orquestales. La orientación neoclásica de la década de 1940 dio paso a una fase más romántica que alcanzó su culminación en Lyra Angelica (1954) y Legend (1955). Después de ello sintió la necesidad de sostener su imaginación en una nueva disciplina y en un nuevo estímulo. En la Sinfonía N°3 (1955-56) y en varias obras posteriores hasta el Trío para Cuerdas (1962), Alwyn empleó su propia forma tonal de la técnica dodecafónica. Aunque comparable con el método de Schoenberg, la técnica de Alwyn fue sugerida por la música india.

La independencia de Alwyn no fue agresiva ni su eclecticismo superficial. En su cuarteto en re menor (1955) se aprecian afinidades con Beethoven, Schubert, Ravel, Dvorak y Walton, pero el propósito de la música nunca está en duda. Esta misma aptitud es evidente en sus partituras para el cine, género en el que comenzó a escribir en 1936 y al que aportó alguna de sus creaciones más finas. Siempre le fascinó la relación rítmica y la interacción entre la palabra hablada y la música, aprendiendo mucho sobre técnica orquestal.

De sus más de 60 partituras para cine quizá las más importantes son aquellas para Odd Man Out, The Fallen Idol y los documentales Desert Victory, Fires were Started y World of Plenty. En 1958 fue nombrado Fellow of the British Film Academy. También realizó contribuciones notables para la radio.

En 1955 dejó su cargo en la Royal Academy of Music y en 1961 se retiró a Suffolk para componer cuando y lo que quisiera. Fue miembro fundador de la Composers’ Guild of Great Britain, fue nombrado CBE en 1978 y su interés por la pintura y la escritura se tradujeron en la posesión de importantes colecciones de cuadros.

En sus últimos 25 años de vida compuso dos óperas y cinco ciclos de canciones. Condujo sus principales obras orquestales en grabaciones, el estreno de su quinta sinfonía y una emisión especial para su cumpleaños 75. Después de una extensa y casi fatal enfermedad, un ataque seguido por meningitis y neumonía, tuvo una notable recuperación y dedicó su tiempo a la pintura. Pero tras dos años decidió componer nuevamente y en 1985 completó su tercer cuarteto de cuerdas. Fue estrenado en el festival de Aldeburgh ese año solamente tres meses antes de su muerte.

Artículos Relacionados