Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Biografías » Albrechtsberger, Johann Georg

Albrechtsberger, Johann Georg

Biografías

Albrechtsberger, Johann Georg

Nacimiento: Klosterneuburg, 3 de febrero de 1736 Muerte: Viena, 7 de marzo de 1809 Nacionalidad: Austriaco

Desde los siete años integró el coro infantil de los agustinos en Klosterneuburg, donde aprendió órgano y bajo figurado con Leopold Pittner. Sus estudios de composición con Monn posiblemente fueron realizados en esa época. Desde 1749 hasta 1754 fue estudiante y corista en la Abadía de Melk, recibiendo una completa formación en composición y órgano con Marian Gurtler y Joseph Weiss.

Después de un año de estudios en el seminario jesuita de Viena, trabajó como organista en varias localidades entre 1755 y 1765. En la Abadía de Melk sucedió a su maestro Weiss hasta 1765, cuando se unió a su hermano Anton que estaba al servicio del Barón Neissen en Silesia. En mayo de 1768 se casó en Viena y desde 1772 sirvió como director coral en la iglesia de las Carmelitas y como organista en la orquesta de la corte imperial.

Además fue nombrado asistente del kapellmeister Leopold Hofmann en la Catedral de San Esteban en 1791 gracias a la intervención de su amigo y predecesor Mozart. Todas esas labores fueron dejadas de lado cuando tras la muerte de Hofmann se convirtió en el kapellmeister en 1793. Albrechtsberger mantuvo el cargo, el más alto para un músico de iglesia dentro del imperio, hasta el final de su vida.

Albrechtsberger fue un compositor prolífico con 284 composiciones religiosas, 278 obras para teclado y 193 partituras para otros instrumentos. Su música más interesante y original fue compuesta durante sus años como organista provincial antes de establecerse en Viena. Cultivó un idioma moderno en las obras instrumentales del periodo y empleó inusuales combinaciones con efectos especiales tales como scordatura y movimientos lentos marcados “con sordino”.

La música litúrgica es más contrapuntística y ocasionalmente experimental en su tratamiento de las voces. Algunas de sus partituras vocales más notables son sus primeros oratorios que siguen la tradición austriaca. Después de su nombramiento imperial en 1772 se interesó crecientemente por la composición de fugas, más de 240 para instrumentos además de numerosos ejemplos dentro de la música sacra. Sus sonatas, de las cuales escribió unas 120 para distintas combinaciones instrumentales después de 1780, surgieron de la sonata de iglesia barroca pero fueron concebidas como música de cámara y no religiosa.

Aunque muchos documentos de la época afirman que Albrechtsberger fue un extraordinario organista, su mayor influencia sobre los compositores contemporáneos y la siguiente generación la ejerció a través de su enseñanza y escritos teóricos. Comenzó a enseñar en 1757 y al momento de su muerte era el pedagogo más solicitado de Europa. Haydn le consideraba como el mejor profesor de composición y sin dudarlo envió a Beethoven para que estudiara con él (1794-5). Muchas de las fugas escritas por Beethoven al final de su vida fueron influidas por tal enseñanza.

La fama internacional de Albrechtsberger como teórico descansó en sus populares tratados sobre composición (1790) y bajo figurado (c1791). En lugar de contener conceptos innovadores, estos tratados combinan talentosamente elementos de Fux y de Marpurg. Como promotor de la tradición contrapuntística ocupó un sitial único entre los compositores de la escuela clásica vienesa. Su intenso estudio de la polifonía se extendió desde Palestrina a Mozart, copió la mayoría de las fugas de Bach y ayudó a crear la atmósfera en la cual la polifonía barroca y la homofonía de mediados del siglo XVIII se fundieron para dar forma al clasicismo maduro.

Artículos Relacionados