Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estás leyendo: Biografías » Aho, Kalevi

Aho, Kalevi

Biografías

Aho, Kalevi

Nacimiento: Forssa, 9 de marzo de 1949 Nacionalidad: Finlandés

Kalevi Aho es uno de los principales sinfonistas finlandeses, así como un prolífico escritor y un talentoso arreglador. Estudió composición con Rautavaara en la Academia Sibelius y con Boris Blacher en Berlín desde 1971 a 1972. A su retorno realiza charlas en la Universidad de Helsinki y luego es profesor de composición en la Academia Sibelius. Actualmente es compositor en residencia de la Orquesta Sinfónica Lahti y su obra completa está siendo grabada por el sello BIS.

Aho ha compuesto 11 sinfonías. La última fue estrenada en marzo del 2000. Su obra orquestal El Regocijo de las Aguas Profundas fue interpretada en los Proms en septiembre de 1998. Además de las sinfonías ha escrito obras escénicas como La Clave, un monólogo dramático para cantante solista y orquesta de cámara, y Vida de Insectos, una ópera en dos actos que fue estrenada por la Opera Nacional Finlandesa en 1996 con gran éxito. Su catálogo también comprende conciertos para violín, cello y piano, música de cámara y partituras vocales.

Sus primeras creaciones se caracterizaron por poseer un idioma neoclásico influido por Shostakovich. Con el correr de los 70 se fue adentrando en un lenguaje más moderno culminando con la Sexta Sinfonía de fines de esa década. A partir de los 80 sus intereses estilísticos han ido variando de partitura en partitura, dependiendo del contenido y el mensaje de la música. Algunas obras combinan elementos heterogéneos de una manera deliberadamente post-moderna. Otras poseen un acercamiento definitivamente moderno o, por el contrario, bastante tradicional.

Los primeros hitos de su carrera fueron la primera sinfonía (1969) y el segundo cuarteto de cuerdas (1970) escritos antes de concluir su formación en 1971. Fue con las sinfonías segunda y tercera que su tendencia neoclásica comenzó a desaparecer en favor de un material más complejo, un rango emocional mucho más amplio y contrastes más violentos. Una obra clave fue la Sinfonía N°5 (1975-76) que sintetiza varias influencias anteriores con una completa técnica textural y el empleo de disonancias como un paso en dirección al modernismo.

La sexta sinfonía fue el punto culminante del lenguaje moderno de Aho. Luego vino un periodo de ocho años en que Aho no produjo otra obra sinfónica. La séptima (1988) empleó elementos de la ópera Vida de Insectos y ya revela el pluralismo definitivo del autor, con cierto grado de comicidad e ironía en su uso de tango, foxtrot, vals y otras danzas. Las principales partituras de los 80 fueron los conciertos y eso dio pie a que las siguientes sinfonías tuvieran un carácter concertante con partes para instrumentos solistas: la octava con órgano y la novena con trombón. La décima (1996) retorna a la escritura sinfónica tradicional y la undécima (2000) explota una amplia sección percusiva.

Artículos Relacionados